• Noticias

    La Contribución de una Empresa del Estado a la eliminación del pequeño y mediano productor de cerdo

    Por: Angel Prado. COMUNA EL MAIZAL

    La culpa es del cochino... 

    La Comuna El Maizal, ubicada en los Estados Lara y Portuguesa desde hace unos dos años a venido levantando una granja de porcinos que estuvo durante años en manos de una gerencia delincuente que la llevo casi a la quiebra total...

    En el marco de la campaña Constituyente se logro un recorrido por todo el territorio de Simón Planas y en mesas de trabajo, asambleas, mitins debates se llego a la conclusión de hacer una alianza estratégica entre los trabajadores de la empresa y la Comuna El Maizal para recuperar varias unidades de producción, entre ellas GRANJA PORCINOS DEL ALBA, echa pedazos para la época y que hemos venido levantado con mucho sacrificio la producción y logrando llevar la buena genética a otras comunas que quieren producir este rubro y no esperar a que solamente el presidente de la República sea el único responsable del polémico tema pernil. 

    Hemos venido tratando de sobrevivir al duro golpe permanente que a diario la inflación nos da, y se ha tratado de adquirir el alimento balanceado para animales (ABA) para cerdos en la empresa estatal AGROBUEYCA pero desde hace unos meses se nos triplica el precio haciendo imposible su compra, lo que nos deja en una situación de casi dejar de producir para nuestro pueblo. 

    Y explicamos porque; cuando está empresa otorgó cupos para ABA gallinas, pollos, cerdos entre otros, por la insistencia permanente de muchos pequeños y medianos productores, se logró aumentar la producción nacional y obviamente el precio en la carnicería se mantuvo al menos estable, pero resulta que las grandes productoras cómo son SOUTO, PURO LOMO, EBENEZER, EL Tunal, entre otras, ven gran peligro que los pequeños y los medianos productores de alguna manera inunden el mercado con producción y afecte a sus grandes marcas industriales. 

    Es por ello que disparan el precio del ABA y se congela el precio del cerdo en pie pero no se congela precio de los derivados, entre ellos los embutidos, el resultados es que nuevamente el pequeño y mediano productor se va a la quiebra mientras las marcas industriales, que son la minoría pero con mucho poder económico, terminan dominando rubros y precios, al amparo de importantes sectores del gobierno nacional. 

    Las grandes empresas tienen divisas del Estado, acceso a la importación directa de insumos, controlan materias primas, venden caro, tienen alianzas estratégicas con el gobierno y diseñan la política para asfixiar a pequeños y mediano productor, quiénes estamos a la buena de dios... 

    Es por ellos que queremos denunciar públicamente el abuso de la empresa estatal AGROBUEYCA, la qué semanalmente duplica los precios del alimento balanceado para animales, fundamental para el impulso de la producción nacional, siendo su deber fortalecer a todo aquél que pueda ayudar en esa tarea y no ser herramienta para la imposición de monopolios en manos de los grandes industriales. 

    Así de una manera muy eficaz y eficiente contribuyen en el aniquilamiento de las buenas y pequeñas experiencias productivas que aún sobreviven en la crisis. 

    AGROBUEYCA siempre pasa agachada en las denuncias contra otras empresas públicas del Agro Venezolano como AGROPATRIA Y PEQUIVEN pero nos toca levantar la voz contra ella, ellos son claves para que nuestro pueblo tenga proteína animal en su mesa a un precio justo. 

    Para nosotros queda claro que la opción para el país no es la mal llamada burguesía revolucionaria, que quiere el capital público en manos de la clase alta dominante, y eso lo debe tener claro el gobierno, este tipo de complicidad interna sigue generando condiciones para acabar con la posibilidad de salir adelante con producción nacional de todo el pueblo, nos toca cerrar filas para defendernos de la avanzada neoliberal.

    Ángel Prado 
    COMUNA EL MAIZAL

    No hay comentarios.

    Prensa Libre

    "La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".
    Karl Marx