• Noticias

    La Comuna de París: La primera revolución del proletariado


    Caracas, 19 de marzo de 2019. www.vozproletaria.com.ve "En vez de decidir una vez cada tres o cada seis años que miembros de la clase dominante han de representar y aplastar al pueblo en el parlamento, el sufragio universal debía servir al pueblo organizado en comunas... Marx"

    La Comuna de París de 1871 fue sin dudas uno de los mayores acontecimientos revolucionarios de la historia. Por primera vez el proletariado se sublevó y fue capaz de derrocar el poder establecido, formar sus propios órganos de gobierno y reemplazar al Estado monárquico, burgués y capitalista. 

    Se declaró la ciudad de París independiente, libre y dueña de sí misma. Esto nunca lo perdonaron los burgueses-capitalistas, que vieron en la Comuna la posibilidad de perder todos sus privilegios económicos y sociales. 


    El papel de la mujer en la revolución.

    Al principio, París estaba dormido. Pero pronto las mujeres despertaron, comenzaron a enfrentarse a los soldados y dar aviso a los residentes. Las tropas regulares se vieron pronto superadas en número. 


    La Constitución del nuevo Gobierno Proletario: Los Consejos Comunales. 

    El 26 de marzo se realizan elecciones libres en la ciudad, se eligieron 92 miembros del Consejo Comunal con un promedio de edad de 38 años. Incluían obreros, artesanos, pequeños comerciantes, trabajadores del cobre, carpinteros, decoradores, libreros, profesionales y un gran número de políticos. 

    Los elegidos para representar al pueblo iban a actuar como delegados, no como miembros del parlamento. Aquellos que habían sido elegidos por el pueblo estaban sujetos a la revocación de su cargo por parte del pueblo y era una obligación de los elegidos permanecer en constante contacto con las fuentes de soberanía popular. 


    Medidas revolucionarias del Gobierno Proletario. 

    La obra de la Comuna fue amplia, teniendo en cuenta lo poco que duró su gobierno, estuvo fundamentalmente orientada a recomponer derechos sociales reclamados durante años por la comunidad. 

    • El Consejo tuvo un buen comienzo al mantener los servicios públicos esenciales para la ciudad con la creación de correos y de un sistema sanitario, que garantizara la salud del pueblo y de las tropas de la Guardia Nacional en lucha.
    • Todos los miembros del gobierno tendrían un sueldo similar a un obrero teniendo prohibido la acumulación y aprovechamiento propio de sus cargos.
    • Disolver al Ejército regular sustituyéndolo por la Guardia Nacional democrática;
    • La concesión de pensiones para las viudas de los miembros de la Guardia Nacional muertos en servicio, así también como para sus hijos.
    • La devolución gratuita de todas las herramientas de los trabajadores.
    • Se pospusieron las obligaciones de deudas y se abolieron los intereses en las deudas.
    • Se crearon guarderías para cuidar a los hijos de las trabajadoras.
    • Se prohibió el trabajo nocturno; las fábricas abandonadas por sus dueños fueron entregadas a los trabajadores por medio de cooperativas autogestionadas.
    • Se separó a la iglesia del Estado; todas las propiedades de la Iglesia pasaron a ser propiedad estatal.
    • Se les permitió a las iglesias seguir con su actividad religiosa sólo si mantenían sus puertas abiertas al público por la tarde para que se realizasen reuniones políticas.
    • La educación pasó a ser laica, gratuita y obligatoria; los programas de estudios pasaban a ser realizados por los propios profesores, los cuales garantizaban el carácter científico de las disciplinas.
    • Se creó una Formación Profesional en donde los obreros daban gratis las prácticas a los alumnos; también se destacó la Asociación Republicana de Escuelas con el propósito de crear en las universidades un estímulo basado en el conocimiento científico.
    • Se dio una atención especial de la educación a la mujer, que habían sido olvidadas hasta entonces; se crearon escuelas para mujeres; se formó una comisión especial, para supervisar el establecimiento de escuelas para chicas.
    • En el mundo del arte y cultura aparecen gran cantidad de asociaciones para la promoción del teatro y las bibliotecas. Se adoptó el Calendario de la I República Francesa; la bandera tricolor fue remplazada por la bandera roja como un símbolo de todas las fuerzas comuneras; se quemó públicamente la guillotina.


    Resistencia y contrarrevolución. 

    Una de las principales característica de la Comuna fue la Libertad. De ésta se podían beneficiar todos, incluso los partidarios del gobierno de Versalles; había libertad de prensa, de reunión y asociación; los prisioneros tenían todos sus derechos garantizados, incluso el castigo era fuerte para los casos de detenciones injustas. La libertad de asociación hizo aparecer a muchos grupos de todas las ideologías, las cuales se podían expresar libremente. 

    Esta libertad hizo que los reaccionarios se movieran libremente por la ciudad, provocando muchas veces actos de sabotaje. Solamente al final, cuando la situación se hizo difícil, se empezó a detener a los saboteadores y todo aquel que se resistiera por la fuerza. 

    La existencia de la Comuna enloqueció a la burguesía europea. El 29 de marzo el London Times describió la revolución como “predominio del proletariado sobre las clases pudientes, del artesano sobre el oficial, del Trabajo sobre el Capital”. Ante las amenazas de Bismarck con emplear al ejército prusiano si Thiers no se daba prisa con una represión a la Comuna, el zar de Rusia Alejandro II presionó al gobierno alemán para que no estorbe porque consideraba que el gobierno de Versalles era "una salvaguarda para Francia y Europa". 
    Thiers pacta con Bismark la devolución de prisioneros de guerra para fortalecer el ejército francés y poder realizar la represión. 

    La financiación del ejército salió del Banco privado de Francia con sede en París, ya que los comuneros ingenuamente no lo expropiaron, por querer respetar la propiedad privada burguesa. 


    “La variedad de interpretaciones a que ha sido sometida La Comuna y la variedad de intereses que han encontrado su expresión en ella demuestran que era una forma política perfectamente flexible, a diferencia de las formas anteriores de gobierno, que habían sido todas esencialmente represivas. He aquí su verdadero secreto: La Comuna era en esencia el gobierno de la clase obrera, fruto de la lucha de la clase productora contra la clase apropiadora, la forma política, descubierta, al fin, bajo la cual podía llevarse a cabo la emancipación económica del trabajo…"

    Marx

    CORRIENTE COMUNAL REVOLUCIONARIA

    No hay comentarios.

    Prensa Libre

    "La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".
    Karl Marx