viernes, 1 de junio de 2018

Sigue la lucha del pueblo venezolano en contra de la agresión imperialista

Se han realizado las elecciones presidenciales y legislativas en Venezuela, pocos eventos electorales en el continente se han visto tan amenazados y atacados por el imperialismo norteamericano, como el que recientemente se ha llevado en nuestro país.

Entre múltiples amenazas, ambiente de zozobra, desenfrenada especulación promovida y auspiciada por la burguesía, además de bloqueo financiero, diplomático, político y militar, los sectores populares dieron un paso al frente en contra de las pretensiones del imperialismo norteamericano de imponer su agenda, la cual tenía entre sus objetivos impedir las elecciones utilizando para esto diversos mecanismos.

Inmediatamente, luego de anunciarse los resultados de las elecciones por parte de las autoridades del Consejo Nacional Electoral, el gobierno de los EE.UU. informó de manera oficial que había firmado una orden ejecutiva para restringir la capacidad de Venezuela de liquidar activos estatales, significando esto la profundización del bloqueo financiero contra Venezuela, acción que busca reducir al mínimo la capacidad de maniobra en la actividad económica, buscando así un mayor deterioro de las condiciones de vida de los sectores populares; esta acción era la manera de cobrarles la actitud digna de resistencia y combate que han mantenido estos sectores ante el feroz ataque del imperialismo en contra de nuestro país. 

Pero debemos destacar el hecho que a pesar de las diversas amenazas y ataques hechos directamente por el imperialismo norteamericano y de la UE contra nuestro país, las elecciones se hayan realizado, con una participación de casi diez millones de electores. Ahora bien esta acción digna de millones de hombres y mujeres ante condiciones muy adversas, motiva preguntas como la siguiente ¿Quiénes hicieron posible esta movilización a pesar de las difíciles circunstancias? Aquí respondemos que quienes han dado un paso al frente, venciendo los duros obstáculos del momento, son los obreros, campesinos y comuneros, precisamente quienes viven los mayores y más terribles efectos del ataque imperialista en contra de nuestro país, pero también por sus condiciones de clases entienden que su alternativa no está en claudicar, sino en continuar enfrentando la ofensiva enemiga hasta las últimas consecuencias, son ellos quienes con mayor firmeza y disposición se muestran convencidos no solamente de resistir, sino que también saben que es necesario avanzar urgentemente en la lucha contra los explotadores y opresores,.La clase obrera, junto a los campesinos y comuneros han dado una vez más muestra no solamente de valentía, sino también de claridad al dar un paso al frente mandando un claro mensaje, por una parte al imperialismo, diciendo que no se doblegará ante las terribles presiones, que lejos de mermar su capacidad de lucha lo que hace es poner en evidencia quien es el enemigo principal a vencer en los actuales momentos, el imperialismo norteamericano y sus lacayos nacionales quienes han acelerado el deterioro de la vida con las diversas sanciones impuestas al sistema económico venezolano. Por otra parte también se manda un mensaje al propio gobierno de Nicolás Maduro, advirtiendo que la unidad a la cual se ha llamado debe ser con obreros, campesinos y comuneros, desechando la mano de traidores y conspiradores como FEDECAMARAS, CONSECOMERCIO, FEDENAGAS, que una vez más de manera oportunista y rastrera aparentan voluntad de dialogo con la intención de seguir obteniendo recursos, gracias a falsas promesas de promover la producción, lo que han hecho repetidas veces generando condiciones muy negativas en todos los ámbitos de la vida nacional, generando graves consecuencias que terminan pagando los explotados y oprimidos.

Gracias a los diversos ataques desarrollados contra los sectores populares por parte de grupos económicos nacionales e internacionales se ha experimentado un acelerado deterioro de los servicios públicos, agudizado esto además por la falta de mantenimiento adecuado provocado por irresponsabilidades de algunos gerentes institucionales que han visto sus cargos como una manera de servirse para sus beneficios y no de favorecer al pueblo , situación sostenida por años a pesar de constantes denuncias de los sectores revolucionarios, tal es el caso de sectores como el transporte, las telecomunicaciones; esto se suma al difícil acceso a los alimentos, la alta escasez de medicinas; rubros que están en manos de mafias organizadas, es por eso que las medidas inmediatas que se deben desarrollar para poder cambiar las condiciones difíciles que hoy tiene la mayoría debe garantizar mecanismos de ejecución, control y seguimiento que aseguren el beneficio para las mayorías explotadas y oprimidas. Esto implica tomar medidas que tocará grandes intereses, los grupos económicos mafiosos que se benefician de la especulación reaccionaran aplicando todos sus recursos, capacidad de chantaje y represalias para no perder sus privilegios; es por esto que la decisión de resolver estos problemas urgentes implica la necesaria organización de las bases populares para poder avanzar con posibilidades de éxito y así desempeñar su papel para asumir la responsabilidad histórica que impone el momento. 

Al igual que luego de la constituyente, las medidas que sigue reclamando quienes ratificaron a Nicolás y de seguro parte de los que votaron en contra y de los abstencionistas es la implementación de medidas económicas urgentes y efectivas que permitan el control de la producción, distribución, comercialización y consumo en favor de las grandes mayorías que han sido sometidas de manera feroz a una ofensiva criminal por parte de la burguesía. 

El alto porcentaje de abstención nos deja una lectura bien importante a precisar en estos momentos, esto significa una pérdida de la confianza de una importante cantidad de hombres y mujeres en los mecanismos de la democracia burguesa. Es claro, además que los problemas que hoy vive la sociedad venezolana no se resuelven solo con celebrar elecciones, sino que depende de manera central de las acciones concretas desde el punto de vista revolucionario se adopten en torno a lo económico, político y social; a su vez esto depende de donde propinamos el golpe ofensivo, a cuales intereses se va a golpear, esto requiere de la construcción de un poder popular revolucionario que no solo una consigna que sirva solo para ser nombrada en discurso, sino realidad con capacidad de hacer, de construir, de decidir sobre cuestiones centrales de lo económico y político., un poder capaz de llevar las acciones de transformaciones necesarias para avanzar revolucionariamente en nuestro objetivo de construir el estado obrero campesino y comunal. 

Los factores reformistas, especialistas en adormecer el ímpetu revolucionario de las mayorías explotadas y oprimidas harán uso de todos sus recursos para dejar a un lado las posiciones consecuentemente revolucionarias, pues esto atenta contra sus intereses. 

No habrá control de la actividad económica y política en favor de las mayorías explotadas y oprimidas si no hay control de los medios de producción por parte de los trabajadores, para esto no solo se requiere demostrar más allá de las palabras la confianza en la clase obrera, campesinos y comuneros, sino que debe retomarse la ofensiva en contra de los conspiradores y saboteadores, lacayos de la burguesía que apoyados en grandes grupos económicos han saqueado los recursos de nuestro país. 

No hay tiempo para vacilaciones propias de la pequeña burguesía, que por un lado quiere conciliar, pero sin perder los privilegios acumulados, mientras que los que no tenemos nada que perder, los explotados y oprimidos decimos que es la hora de la clase obrera, que junto a campesinos y comuneros construirá el estado de nuevo tipo, construirán con sus manos la nueva forma de economía. 

Las elecciones han dejado en claro el amplio rechazo de la mayoría de los sectores populares contra una oposición, desarticulada, deshonesta, que solo sabe proponer la entrega del país a los intereses de los grandes grupos económicos, es por esto que la demagogia de la dolarización planteada por Henry Falcón, no tuvo suficiente credibilidad, pero la convocatoria a la violencia de los sectores más radicales de la oposición de derecha, tampoco. Esto significa una oportunidad grandiosa de demarcar caminos, llevar la acción revolucionaria hasta sus últimas consecuencias en favor de los sectores explotados y oprimidos, esta es una oportunidad que las circunstancias nos permiten para seguir construyendo lo necesario en favor de la trasformación que exige el momento y debemos aprovecharla con la premura que el momento indica. Por tal razón es importante avanzar en la ejecución de propuestas que ayuden a construir una nueva sociedad, lo cual sin duda debe apoyarse de manera fundamental en la acción revolucionaria de obreros, campesinos y comunas. 

Es necesario impulsar un Nuevo Modelo Económico Socialista mediante control obrero de la producción y de la distribución: 

En la IV y en la V República el modelo económico ha estado en manos de FEDECAMARAS, CONSECOMERCIO, VENAMCHAM, FEDEAGRO, FEDENAGA, y la banca privada. Inicialmente comprometidos con el pacto de punto fijo que los llevo a desarrollar una infraestructura agrícola e industrial al servicio de la dependencia con las transnacionales, fundamentalmente Norteamericanas, así continuaron en la V República, lo que les ha facilitado poner todo ese modelo económico al servicio de la conspiración y el saboteo desde el mismo momento en que llegó el comandante Chávez en el año 1998. Golpe de estado Carmona Presidente de FEDECAMARAS, huelga petrolera, guarimba, saboteó internacional en la OIT, y en todos los foros mundiales pidiendo el bloqueo, cierre de empresas, despidiendo trabajadores, judicializando a la dirigencia y asesinando de manera sistemática a dirigentes obreros y campesino, robo de los dólares que el gobierno les entrego para la importación de materia prima e insumos industriales, lo más reciente impulsaron y financiaron a los grupos que se opusieron al proceso electoral llamando a abiertamente a la abstención, violando las leyes electorales vigentes en el país, paralelo a la campaña de desprestigio contra el CNE y todo el sistema electoral de Venezuela, después de 18 años de proceso bolivariano todavía el sector privado posee el 98,5% de las empresas, en fin son el principal motor ejecutor dentro del país de la guerra económica criminal impulsada por el bloque imperialista EEUU-EU por estas y otros muchas razones ese nuevo modelo económico debe plantearse: poner en manos de la clase obrera organizada en unidad con los campesinos y las comunas los principales medios de producción, para cambiar las relaciones de producción capitalistas de explotación al servicio de la dependencia imperialista por relaciones de producción de solidaridad y apoyo mutuo para que avancemos de manera real al socialismo. 

Medidas Prácticas y Concretas para Derrotar a los Usureros Capitalistas, Acaparadores y Especuladores

1. Establecer un plan nacional de desarrollo como expresión del sistema nacional de planificación centralizada de la producción que ha de abordar de forma exhaustiva todas las ramas industriales, tanto públicas como privadas, que deberán ser sometidas a un plan único, anual y quinquenal de desarrollo con objetivos y metas precisas mensuales, donde tanto las áreas sociales como económicas quedan subordinadas, se incluye la educación, salud, producción industrial, agrícola y comercialización exigiendo de forma imperativa y obligatoria el cumplimiento de las metas asignadas a cada unidad de producción so pena de sanciones como confiscación, ocupación, intervención, cárcel y multas a los responsables. El consejo de trabajadores cumplirá funciones de control obrero revolucionario en representación del poder popular y en coordinación estricta con el ente estatal nacional.

2. Activar el control inmediato de los bancos y entidades financieras mediante la centralización en un solo banco (banco nacional) con absoluto seguimiento de las transacciones en bolívares y el uso óptimo de las divisas. este banco será producto de la sumatoria de los recursos de todos los bancos existentes que priorizara los requerimientos para el desarrollo endógeno tanto de la industria como de la agricultura de acuerdo a las directrices del plan nacional de desarrollo, tal control debe ejercerse por medio de un consejo de trabajadores y el movimiento popular en coordinación con el órgano centralizado que debe unificar las funciones de todas las oficinas y sucursales. Uno de los objetivos del banco nacional será, de acuerdo a la planificación nacional, impulsar el crédito para las actividades productivas y permitir el acceso de dinero al pueblo, los trabajadores y pensionados garantizando la satisfacción de sus necesidades. En cada banco debe establecerse el consejo de trabajadores y usuarios para controlar las actividades y optimizar el funcionamiento. 

3. Crear una institución estatal para realizar todas las importaciones de forma centralizada por parte del estado con el objeto de garantizar los rubros estratégicos, dando impulso a una ofensiva revolucionaria de carácter democrático-popular, donde los explotados y particularmente la clase obrera debemos tomar control directo e inmediato de los procesos, en este caso los puertos, aeropuertos, transportes, centros de almacenamiento, oficinas de aduanas y empresas de compras en el exterior, que serán estatizadas bajo control obrero - comunal revolucionario priorizando la utilización de las divisas en sectores fundamentales para el logro de la soberanía económica, primordialmente alimentaria, sanitaria y productiva. 

4. Consolidación de un centro nacional de distribución de alimentos por medio de órganos populares como comunas, sindicatos, consejos obreros y consejos campesinos

5. Cárcel para los corruptos y Confiscación de las empresas que se vean involucradas en el boicot empresarial contra el pueblo o que respalden las medidas de agresión imperialista yanqui, establecer en las mismas el control obrero – comunal revolucionario para garantizar el funcionamiento máximo en áreas estratégicas para satisfacer las necesidades de las mayorías populares en conjunción con los trabajadores y las comunas. 

6. Promover brigadas voluntarias nacionales e internacionales para producción de alimentos a nivel rural y urbano con la participación prioritaria de jóvenes que se integraran en procesos formativos teórico prácticos en las empresas estatales, UPSD y UPSI con el fin de producir rubros prioritarios para el sostenimiento de la población en condiciones de bloqueo imperialista, estimulando la formación colectiva integral continua y permanente.


Movimiento Gayones
 Caracas, 27 de Mayo 2018



Compartir:

0 Deja tus comentarios:

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".
Karl Marx

Editorial Voz Proletaria

Editorial Voz Proletaria N° 115. Julio 2018

Venezuela sigue en pie de lucha  Los voceros del imperialismo norteamericano han dejado claro la intención de seguir desarrollando a ...

Lo más leído...

Otras Voces

Archivo de Publicaciones

Inserta tu correo electrónico para recibir nuestro boletín de noticias

Voz Proletaria en Twitter

Voz Proletaria en Facebook

Síguenos en Google +

Seguidores en Google +