viernes, 23 de diciembre de 2016

Editorial Voz Proletaria 107: 2016, una dura prueba en el camino hacia la victoria

Último editorial de Voz Proletaria del año 2016, donde se hace un resumen del desenvolvimiento del movimiento revolucionario en nuestro país


Caracas, diciembre de 2016. Voz Proletaria.- Ni siquiera en estas fechas festivas de fin de año la lucha de clases rebaja su intensidad. El año que termina se puede considerar uno de los más difíciles de los últimos tiempos para el movimiento popular y la sociedad venezolana en general. La fuerte crisis económica que golpea de manera inclemente el bolsillo de los trabajadores, no parece llegar a su fin.

La caída de los precios de los hidrocarburos, principal negocio para el ingreso de divisas internacionales a nuestro país, unido al manejo deficiente de la economía por parte del gobierno, la corrupción, el despilfarro y la falta de voluntad política para someter a los explotadores. Estas situaciones se enlazan con la crisis cíclica del capitalismo, enmarcada en la crisis general por la que atraviesa este sistema explotador.

Otro factor importante en esta crisis y que juega un papel importante, ya que por sus características es objetivo, es el saboteo a la economía por parte del imperialmo y de la burguesía criolla que vive de la carroña y la importación. Este saboteo, denominado “guerra económica”, aunque ha jugado un papel formidable, es presentado por los reformistas de manera errónea como el único factor que mantiene al país sumido en la aguda crisis económica, obviando los otros factores ya mencionados.

Lo real de todo esto es que la interrelación de todos estos factores, así como la pugna de las potencias imperialistas por repartirse los recursos naturales de esta zona de influencia, encaminó a las masas, a inicios y mediados de año, en un peligroso reflujo o descontento que amenazaba en transformarse en un proceso de derechización. En los últimos cuatro meses del año, se presenciaron indicios de recuperación y cierta reanimación y disposición de combate de las masas, expresándose esto en movilizaciones y protestas, donde las organizaciones revolucionarias y de izquierda de distintas ideologías y tendencias, comenzaron a salir del letargo, y la participación política reapareció con nuevas actividades y movilizaciones populares. El proceso de negociación entre el ala conciliadora del gobierno y la reacción, es otro factor que pasará a jugar un papel importante.

Pero el papel fundamental, lo deben jugar las organizaciones revolucionarias, los trabajadores y el pueblo. Una vez más, hacemos el llamado al fortalecimiento del Frente Popular, instamos a todas las organizaciones de izquierda del país a superar los estragos causados por el reflujo en sus filas, apostando a la unidad con otras organizaciones revolucionarias, exhortamos a la creación de mecanismos internos que contemplen políticas de acuerdos, alianzas y unidad, haciendo a un lado disputas innecesarias y centrar sus ataques contra el enemigo común, la burguesía y el imperialismo. En este sentido, invitamos desde ya a la lucha en el año 2017, (que será mas complejo aún y comenzará en enero con la incorporación de nuevos billetes); hacemos el llamado a participar en la III Convención Nacional de la Izquierda Revolucionaria (CONIR) en Caracas, organizada por el Frente Popular UPRA como espacio para fortalecer el estudio y la formación ideológica, a reimplantar el optimismo y la seguridad en la necesaria victoria de nuestra lucha. Por ello invitamos a analizar todos los acontecimientos y las fechas de los 100 años de la Revolución Bolchevique de 1917 que llevó a la clase obrera y campesina al poder en Rusia.
Compartir:

domingo, 18 de diciembre de 2016

“Medidas económicas del gobierno atacan los efectos mas no las causas de la crisis”

➤ Así lo destacó Nadia Mora, vocera de la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista (UPRA) y militante del Movimiento Gayones


Caracas, diciembre de 2016. Voz Proletaria.- Desde la Dirección Nacional del Movimiento Gayones y del Frente Popular UPRA, se han venido estudiando las medidas implementadas por el gobierno bolivariano para enfrentar la arremetida de la burguesía criolla e internacional, llegando a la conclusión de que las mismas no atacan las causas, sino los efectos de la actual crisis económica que vive nuestro país.

“Apoyamos la acción de golpear a las mafias, sin embargo, creemos que se siguen atacando los efectos y no las causas. Se deben atacar a las mafias, empezando por los grandes capitalistas, dueños del capital financiero en el país”, afirmó Mora y además añadió que las medidas “que toma el gobierno de manera inesperada demuestran una gran improvisación, falta de planificación y control real de los aspectos fundamentales de la economía. La medida de golpe sorpresa a las mafias, es sólo una medida temporal, seguramente les será más cómodo traficar un billete de 20 mil que representa 200 billetes de 100; luego sacrificar a todo un pueblo para atacar a unos cuantos mafiosos, es completamente desacertado”.

Respecto a la prórroga, hasta el 2 de enero, para la circulación del billete de 100 bolívares que anunció este sábado el presidente de la República, aseveró que “se debió prever las consecuencias de las medidas, que ya de por sí, no acabarían con el flagelo del contrabando, ni con la inflación ni menos aún con la gran ofensiva de la burguesía. Todo esto expresa la ineptitud de algunos funcionarios los cuales, deberían ser destituidos de sus cargos.

Mora enumeró las medidas que a su juicio, servirán para superar la crisis actual. “Creemos que la salida es el control total de los medios fundamentales de producción, entre ellos la banca, pero no con un control policial o militar como se ha hecho hasta ahora y del que conocemos el resultado, sino con el control popular.

Los únicos que resolverán esta crisis serán la clase obrera en alianza con el campesinado. Fundamentalmente porque somos los más afectados, y por tanto, los que realmente estamos más interesados en salir de ella, además son los obreros y campesinos los que están ligados verdaderamente a la producción y a la distribución”, sentenció.

LA DERECHA SIN APOYO

La vocera de UPRA explicó que tanto el gobierno como la oposición, se encuentran en una difícil situación debido a la falta de apoyo popular y enfatizó que ninguno de los dos grupos se atreve a actuar de manera radical por temor a la respuesta que podrían dar las masas contra todos los culpables de la crisis.

“La derecha está dividida, dispersa en sus propuestas de sacar al gobierno, y no ha sabido capitalizar o está incapacitada de capitalizar todo el descontento social que existe. En el discurso se presentan como los salvadores del pueblo ante la crisis, pero se trata de demagogia pues responden a los intereses de la burguesía tradicional y al imperialismo norteamericano.

EL GOBIERNO BUSCA SOLUCIONES

Por otro lado está el gobierno, que con sus medidas improvisadas genera aún más descontento en el pueblo, aunque todavía cuenta con un importante apoyo popular. No dudamos que exista una ofensiva reaccionaria nacional e internacional de la burguesía imperialista y sus lacayos criollos, pero ante esa ofensiva, las medidas del gobierno son tímidas”, subrayó y añadió que se sumarán más dificultades el año próximo. “Será un año electoral y el derroche de recursos y populismo será enorme”.

Mora aseguró que el gobierno bolivariano se encuentra en una situación bastante difícil. “Una economía destrozada, un gobierno debilitado y con menguante apoyo popular. La burguesía los tiene agarrados por el cuello, éste podría ser el momento de una lamentable ofensiva reaccionaria”.

SITUACIÓN INTERNACIONAL

Es importante destacar -dijo Mora- que la crisis capitalista se sigue manifestando en el mundo, particularmente en este continente, donde los gobierno vienen tomando medidas que no son favorables a las mayorías trabajadoras, especialmente en Brasil y Argentina luego del arribo de gobiernos abiertamente de derecha al poder, y quienes ya han hecho leyes y medidas de recorte social. Ante esto, la respuesta de los pueblos ha sido salir a las calles a reclamar sus derechos conquistados, lo que les ha conllevado fuertes represiones, la típica la respuesta de gobiernos de derechas.

“En otros países las condiciones se deterioran igualmente, sobre todo en cuanto a los derechos sociales de las poblaciones humildes y trabajadoras”. Finalmente aseveró que “todos estos temas serán debatidos en la Tercera Convención Nacional de la Izquierda Revolucionaria (CONIR), espacio que se viene organizando desde hace tres años de manera comprometida por parte de la UPRA, para reunir a la izquierda revolucionaria del país.

Este año, la CONIR se realiza en el marco de la celebración del centenario de la Revolución Bolchevique y para honrar dicha celebración, promoveremos la organización de un comité revolucionario para organizar los actos de conmemoración de esta importante gesta”, concluyó.

La CONIR aún no tiene una fecha establecida, aunque se perfila para finales de enero en Caracas.
Compartir:

viernes, 16 de diciembre de 2016

Ejército Árabe Sirio libera ciudad de Alepo

➤ La liberación de Alepo por parte del ejército patriota de Siria ha significado un duro golpe a los intereses de los imperialistas occidentales en la región


Caracas, diciembre 2016. Voz Proletaria.- Luego de agudas luchas contra los diversos grupos terroristas financiados por Estados Unidos, La Unión Europea y países del Medio Oriente como Israel, Arabia Saudita, entre otros, el ejército patriota de Siria consiguió liberar la ciudad de Alepo que se encontraba bajo el control de los terroristas desde hace más de cuatro años.

Pese al silencio y manipulación de los medios occidentales, que acusan a Damasco de masacrar a los civiles, los medios locales y agencias internacionales como RT y TeleSur, quienes se encuentran en Alepo, han mostrado una realidad totalmente distinta a la presentada por las poderosas cadenas financiadas por los imperialistas occidentales. En los videos se puede observar a los civiles celebrando la liberación de la ciudad.

La liberación de Alepo, anunciada por medios rusos, fue desestimada y hasta negada por los medios occidentales, hasta que el propio presidente sirio, Bashar al Assad, en una entrevista confirmara el avance militar con las siguientes palabras: "La liberación de la ciudad de Alepo es algo muy importante, (...) hay que fortificar la ciudad del exterior, es decir, limpiar su prefería de los terroristas" y respondiendo a una pregunta sobre negociar con los terroristas, aseveró que "No habrá pausa, la pausa sólo se pone en el área en la que los terroristas dicen que están listos para la entrega directa de sus armas, o abandonar la zona, sólo entonces se detienen las acciones militares".

Al Assad rechazó las manipulaciones que hace Estados Unidos a través de sus medios de propaganda sobre unos supuestos "rebeldes moderados" que son distintos del "Estado Islámico" o del Frente Al-Nusra; declaró que todos son terroristas. "En los últimos años EE.UU intentó convencer a todo el mundo de la llamada oposición moderada o de los llamados combatientes moderados, y esto es una gran mentira porque los hechos demostraron que todos los que apoya EE.UU son radicales del Frente de Al-Nusra o de Daesh o pertenecen a otras organizaciones que adoptan la misma doctrina radical".

IMPORTANCIA DE LA LIBERACIÓN DE ALEPO

En un artículo publicado en Hispan TV, Eduardo Luque afirma que "La liberación de Alepo es el punto de ruptura en esta guerra y es al mismo tiempo la evidencia del cambio producido en la nueva política a nivel internacional. Occidente y las monarquías árabes del Golfo Pérsico, que habían apostado por la caída de la ciudad apoyando a los grupos terroristas, se ven ahora abocados a cambiar de estrategia.

Los últimos días, casi horas, han visto como el ejército sirio y sus aliados avanzan con enorme velocidad. El frente terrorista colapsa, aunque aún queda mucha batalla, para finales de mes se espera el control total sobre la ciudad por parte del gobierno sirio. Las deserciones en el bando terrorista se multiplican. La ruptura de las líneas de defensa empuja a los militantes a abandonar sus posiciones huyendo hacia otras zonas que aún controlan, cada vez menores y cada vez más aisladas unas de otras", destaca el analista.

Cuando se hizo evidente la victoria de los patriotas del Ejército Árabe Sirio contra los terroristas, occidente estalló en cólera, y sus medios comenzaron a difundir la noticia sobre las "terribles condiciones en que se encuentra la población", aseguran que las tropas de Damasco están disparando a mansalva contra personas desarmadas y los aviones bombardean indiscriminadamente los barrios de la ciudad, asesinando -dicen- a enormes cantidades de civiles desarmados.

Pero la situación real no parece coincidir con los informes de los medios occidentales. Así, un abogado sirio de nombre Safwan al Kirzi afirmó a la agencia rusa Sputnik que para ellos, "la liberación de Alepo significa el regreso a la vida normal, a la paz. La gente y sus familias pueden ahora vivir con seguridad y buscar la estabilidad". Relató a esa cadena internacional rusa que él, al enterarse de la noticia, acudió a Alepo para unirse a la celebración y dijo aguardar el momento en que "cada parte de Siria pueda también celebrar su liberación".

"Nuestros corazones se detuvieron con el comienzo de la ocupación hace cinco años. Ahora esperamos que la paz, la tranquilidad y la seguridad regresen a cada hogar de nuestro amado país, y que todos podamos vivir en comunidad, como antes", declaró Hicham Tayar, también residente de Alepo.

Así como estos, numerosos testimonios ilustran la visión de los sirios sobre la victoria de su ejército en Alepo frente a los terroristas.

Compartir:

martes, 6 de diciembre de 2016

Comunicado conjunto PRT y Mov. Gayones

Las organizaciones marxistas Partido Revolucionario del Trabajo (PRT) y el Movimiento Gayones publican comunicado conjunto sobre la coyuntura actual en Venezuela


Caracas, diciembre de 2016. Voz Proletaria.- Con miras en la unidad de las fuerzas revolucionarias de nuestro país, las organizaciones marxista leninistas Partido Revolucionario del Trabajo y Movimiento Gayones, elaboraron un comunicado conjunto donde se analiza el momento político que se viven en todo el mundo, en América Latina y, particularmente, en Venezuela y dilucidan cuáles son las propuestas de los revolucionarios para llevar adelante y con éxito la lucha de clases contra la burguesía y el imperialismo, los enemigos principales.

A continuación el texto del comunicado.

COMUNICADO CONJUNTO DEL MOVIMIENTO GAYONES Y DEL PARTIDO REVOLUCIONARIO DEL TRABAJO (PRT)

Con el objeto de avanzar en búsqueda de explicaciones ante los variados y complejos procesos de lucha en curso a nivel mundial, debemos remarcar su relación con la crisis general del capitalismo, las crisis cíclicas y su expresión concreta en la agudización de las diferentes contradicciones que se hacen cada día más fuertes e inocultables.

La realidad permite visualizar el avance de la derecha en los bloques imperialistas, el control de sectores que impulsan un nuevo reparto de los mercados, que requieren irse posicionando en zonas estratégicas, mientras tanto se reorganizan y chocan, no directamente, sino en la forma de escaramuzas por medio de agentes locales, que esencialmente responden a los intereses de grandes monopolios capitalistas. El fin es imponer su dominio por medio de políticas de derecha o de extrema derecha cada día más inocultables.

Cada potencia imperialista, cada monopolio capitalista, busca sacar ventaja de sus condiciones materiales y políticas, pasando, en algunos casos, por encima de sus propios acuerdos, lo que genera reagrupamientos a lo interno de cada bloque. La gran burguesía internacional y nacional busca expandir su área de influencia, posicionar sus fuerzas militares, controlar vías estratégicas, conquistar nuevos mercados, imponerse sobre los países dependientes, socios o contendores, lo que genera conflictos inter-imperialistas y agrava las contradicciones en algunos puntos del planeta, entre los países imperialistas, y entre éstos y las naciones oprimidas, neo-coloniales o dependientes.

Tal cúmulo de contradicciones explican en buena parte, por ejemplo, los avances de la ultraderecha en Europa y Estados Unidos, el ascenso fascista de Le Pen en Francia o el sorpresivo triunfo del republicano Trump en EEUU, con sus discursos nacional-imperialistas, amenazas xenofóbicas, de aumentar la militarización en el Oriente Medio y a escala mundial, casos de Irak, Libia, Sudán, Yemen, la península de Corea, el Mar de China, etc.

Una burguesía imperialista desatada que busca directamente el control en los países oprimidos; que exacerba las posiciones nacional-chauvinistas de los capitalistas tratando de confundir a las masas obreras y a los sectores populares más atrasados por medio de una propaganda patriotera, cuajada de mentiras y golpes bajos, como acaban de hacer Clinton y Trump, cuyo fin verdadero es imponer el dominio de los monopolios que cada uno representa. Este tipo de manipulación electoral e ideológica persigue bloquear las crecientes protestas de masas a lo largo y ancho del planeta, la movilización popular contra el ascenso general del fascismo y las medidas antisociales que el capitalismo aplica, esto se expresa en movilizaciones de la oposición popular contra las medidas neoliberales que los gobiernos aplican parar tratar de salir de la profunda crisis estructural del sistema de explotación privada, castigando el salario, las conquistas sociales y la vida misma del pueblo.

A lo interno de cada país, sea imperialista o dependiente, la contradicción capital-trabajo, burguesía-proletariado, patronos-clase-obrera se agudiza y cobra diversas expresiones. Se manifiesta como luchas reivindicativas, étnicas, sindicales, salariales, choques entre los partidos, incluso del sistema. La contradicción entre los opresores y los oprimidos igualmente cobra diversos matices, aunque todavía no se enfrentan abiertamente la burguesía y el proletariado, se expresa la lucha de clases como enfrentamientos locales y pequeñas batallas que van ascendiendo permanentemente en un proceso de agudización de la lucha de clases.

Una nueva oleada de luchas y revoluciones será terrible para la burguesía, por lo que tratan de neutralizar a las fuerzas combatientes, negociar acuerdos y si es posible derrotarlas. Su política apunta a neutralizar las fuerzas beligerantes, estimulando las ilusiones socialdemócratas, con sus eternos intentos de desarmar a los pueblos por medio de engaños y ofertas de un bienestar, cada día más lejano, porque la propia crisis económica, política y social no permite su realización.

El objeto de nuestro análisis es pues, interpretar dicha realidad, trazar un camino estratégico de lucha y hacer todo lo que está a nuestro alcance, para transformarla por medio del empuje sostenido del proletariado, única clase capaz de llevar las transformaciones hasta las últimas consecuencias.

Ciertamente no será sola la clase obrera quien llegará a construir la nueva sociedad, por lo que requiere una inteligente política de acuerdos, alianzas y unidad entre las organizaciones para consolidar ese papel estratégico, clave en la lucha por la liberación nacional y el socialismo.

En este marco los combates contra el imperialismo, como fase superior del capitalismo, es una tarea de primer orden; indica el carácter predominante de la lucha de clases internacional y forma parte de las definiciones que habrán de llevarse adelante para la construcción del frente popular como espacio de acercamiento entre las organizaciones revolucionarias locales y mundiales, que luchando por la construcción de una nueva sociedad, trabajan para aglutinar fuerzas contra el imperialismo, la derecha y el fascismo, que avanzan por todos los rincones del planeta.

El proceso de construcción de un sólido partido proletario, con sus diversos instrumentos de lucha, forma parte de las tareas primordiales del momento. Para alcanzar esta meta, la política de unidad con las diversas organizaciones que reivindican su origen de clase y el programa de la clase obrera más allá del frente popular, es otra tarea clave para los marxistas y el proletariado.

Sobre la base de un programa unificado, las tesis y línea política debemos consolidar el proceso de unidad que entre algunas organizaciones proletarias se viene gestando, particularmente tomamos esta tarea con carácter prioritario, tanto para el Movimiento Gayones como para el PRT.

A nivel internacional, se expresan las luchas, y allí donde un pueblo se levanta están nuestros hermanos de clase, nuestros camaradas marxista-leninistas, con sus organizaciones haciendo realidad la utilización de todas las formas de lucha para destruir la explotación burguesa, en Turquía, Costa de marfil, Túnez, México, Colombia, Ecuador, Brasil, Venezuela, y muchos otros países los combatientes proletarios vamos a la cabeza de las luchas quitando el velo de los ojos a quienes, desde el terreno popular, aún están creyendo en los cantos de sirena del “capitalismo democrático” y de otras patrañas burguesas, cuyo fin es mantener la esclavitud asalariada y la opresión de los dueños del capital contra el proletariado y las masas en general.

En Latinoamérica el panorama se torna cada día más claro. Los gobiernos reformistas van cumpliendo al pié de la letra su misión histórica: ser la puerta de entrada del fascismo. La derecha ultra reaccionaria avanza y el reparto de las riquezas se agudiza ante las amenazas de los monopolios que representa el gobierno de Donald Trump.

Ni la burguesía tradicional -tampoco la burguesía emergente- han sido, ni serán capaces de golpear seriamente la esencia económica del modo de producción capitalista, ni siquiera el modelo de expoliación imperialista. Temen expropiar y someter a la burguesía, lo más que llegan es a renegociar la dependencia, ampliando la gama de posibilidades para una entrega de las riquezas nacionales, continuando con su política de exportar materias primas e importaciones, dependencia financiera, militar y tecnológica.

En las condiciones del mundo actual no negamos la necesidad de acuerdos y alianzas con países dispuesto a ayudar en momentos de dificultad, pero diferimos en que esa “ayuda” se transforme en dependencia o renegociación del esquema de dominación.

Particularmente Colombia, Venezuela, Brasil, Argentina, Ecuador y Bolivia, significan una gran potencialidad de lucha revolucionaria en la actual coyuntura. Pueden presentar situaciones de confrontación, levantamientos, protestas y revueltas donde el imperialismo puede perder el control, particularmente por el gran descontento popular y el choque entre los bloques imperialistas. Estas situaciones, más los procesos de Cuba y Nicaragua, junto con los cambios en el polvorín del Medio Oriente, pueden exacerbar las contradicciones llevando a las masas populares a un total rechazo en relación a los métodos de la democracia burguesa, para dar solución a los problemas básicos de las mayorías, abriendo las puertas a un nuevo período de auge de masas después de superar cierta decepción, en la que el papel organizador y movilizador de los marxista leninistas será determinante, ya que las limitaciones políticas de la socialdemocracia y los sectores reformistas, dentro de los gobiernos progresistas presuponen su derrota, la que se mide en la entrega al detal de los avances sociales propuestos en sus programas originales.

De llegarse a concretar la entrega de las armas por parte de las FARC, no significará ni la paz, ni la desmovilización de la insurgencia, incluso de la lucha armada en Colombia, porque jamás habrá paz mientras impere el modo de producción capitalista con una violencia burguesa cotidiana y brutal contra el pueblo, porque la insurgencia seguirá existiendo mientras exista la opresión burguesa.

La clase obrera, los campesinos y el pueblo explotado estamos en la obligación de seguir peleando contra la esencia fascista y represiva del Estado capitalista expresado en la policía, ejército y gobiernos burgueses como el colombiano, por su tradición represiva. La burguesía dominante y el uribismo como expresión político-militar de ella, en la realidad no aceptarán ninguna reincorporación a la vida normal de quienes por décadas se formaron en planificar, organizar o dirigir la lucha contra el Estado burgués.

Contra el movimiento popular y revolucionario de la región está en puertas una ofensiva más violenta del imperialismo estadounidense y sus lacayos, para frenar los avances populares y rescatar el control total de su “patio trasero”, del que ha perdido algunos niveles de control por un cambio de correlación de fuerzas populares y las contradicciones inter-capitalistas, a nivel de una nueva burguesía emergente asociada a otros capitales, aunque no resulta descartable una negociación entre diferentes bloques para repartirse, temporalmente, las jugosas ganancias de la explotación de estos territorio.

Las contradicciones de las clases y sectores dominantes estarán presentes. Independientemente de sus acuerdos. Los monopolios requieren someter al movimiento insurgente y popular con la intención de adueñarse de las riquezas de forma más fácil.

El imperialismo espera aprovecharse del creciente descontento con la socialdemocracia y la negociación de las FARC para fortalecer su control ideológico y militar, utilizar la propaganda reaccionaria y la represión con el fin de desmoralizar a las fuerzas insurgentes de Colombia, Venezuela, Argentina, Brasil y desde allí a toda la región.

En el caso de Venezuela estamos atravesando una compleja situación económica y política dada; como hemos dicho, por el impacto de la crisis estructural capitalista, simultáneamente la caída de los precios de las materias primas a nivel mundial, el derrumbe de los precios petroleros, la baja de consumo en algunos países y la incorporación de nuevas tecnologías como el fracking. A esto se suma la ofensiva del imperialismo y la burguesía nativa, especialmente en el ámbito económico; las contradicciones entre las corrientes nacionalistas y neoliberales. En lo fundamental por las debilidades del nacionalismo pequeño burgués en el gobierno que no ha sido capaz de golpear el corazón económico de los monopolios ni sustentar un proyecto económico sobre la capacidad de la clase obrera, los campesinos y el pueblo, apoyado, en general, en una burocracia que poco conoce del proceso productivo, de fuerte prejuicios intelectuales contra el trabajador, además de tener, muchos de ellos, nexos con la burguesía, entorpeciendo las medidas prácticas de carácter avanzado requeridas para solventar la actual situación.

La derecha opositora, desde la MUD hasta la derecha más extremista, arreciaron su ofensiva contra el gobierno en diversos planos, desde el revocatorio hasta las “guarimbas” y otros actos terroristas

Nuestras direcciones han analizado que tales acciones constituyen una medición de fuerzas, una forma de presión para acrecentar nuevas acciones en los planos económicos, de calle y paramilitares, que continúan con la incorporación de las corrientes estudiantiles de la derecha más reaccionarias. Toda una campaña de agitación para crear confusión entre las masas, buscando aprovechar el evidente descontento por problemas presupuestarios, atropellos laborales, hiperinflación, especulación capitalista, alza desmesurada de los precios, situación de las colas, anarquía, ineficiencia y escasez de productos que afectan a la población.

De acuerdo a nuestro análisis, a partir del 2015 el movimiento popular y las organizaciones revolucionarias en general, hemos caído en cierto grado de reflujo que tiende a ser superado en algunos sectores estratégicos internos y en nuestra periferia. El fortalecimiento ideológico, la acción política, los debates y las movilizaciones de masas ayudan en esa dirección, bloqueando la ofensiva de la derecha opositora. Ha habido algunas expresiones de recuperación en ese sentido, que pueden dar paso a un nuevo período de auge de masas, independientemente que la razón inicial sea defensiva: responder ante las amenazas externas e internas de la derecha opositora.

Es importante impulsar la recuperación en la movilización popular para estimular la organización, promoviendo todas sus justas luchas, pugnando por colocarnos a la cabeza de estas con planteamientos y consignas que superen las ilusiones reformistas. Es necesario entonces preparar las condiciones para alcanzar una revolución verdadera ante una ofensiva de la derecha que amenaza con tornarse violenta, podrían darse las condiciones políticas para una huelga general, un choque directo con la derecha, la rebelión popular o la insurrección política.

Cada una de estas acciones son variables que debemos analizar y promover entre la vanguardia revolucionaria como forma de consolidar la expectativa popular para derrotar la ofensiva imperialista.  

El reflujo se manifiesta en algunos sectores confundidos y decepcionados ante las colas, el desabastecimiento, la corrupción alcanzando incluso la propaganda “socialista” del gobierno, pero no es menos cierto también que se ha ido frenando en aquellos sectores avanzados de la población, que saben que la burguesía es culpable de la situación económica. El sector más consciente se suma a la lucha contra la reacción tratando de promover la organización y la movilización popular contra los intereses del imperialismo, la burguesía y la conciliación nacional reformista, cuajada de doble discurso, sectaria a más no poder, corrupta y demagógica, con el programa liberal de privatizaciones bajo el brazo; de ataque a los fondos sociales y los derechos laborales, apuntando a remozar el capitalismo dependiente, intensificar las importaciones y ponerle la mano al negocio petrolero y a la economía minera.

La burguesía emergente y tradicional y sus lacayos pretenden levantar un gran muro de contención al desarrollo de las fuerzas populares, al papel protagónico del pueblo, más aún, al protagonismo verdadero de la clase obrera y el campesinado, queriendo sustituir por figuras del “capitalismo nacional” en ascenso y por una red burocrática esencialmente inepta, en muchos casos reaccionaria.

Para avanzar a la cabeza de las masas se requiere ideas firmes y claras; trabajar políticamente con la clase obrera, organizar los destacamentos proletarios para hacer las cosas bien dentro de la conducción política revolucionaria; acertar en la propaganda política, ser persistente en la educación y la agitación de masas. Para esto es fundamental la unidad organizativa, de teoría y método leninista de organización política.

La organización popular debe fortalecerse en medio de las actuales dificultades y aunque este proceso de reflujo deja secuelas, lo más importante es que permite probar la madera de los cuadros, fortalece su conciencia y praxis revolucionaria.

En fin, una fortaleza de lucha probada, una dirección de clase más depurada, decidida, firme en los principios, internacionalista, con el rumbo definido hacia el triunfo, dispuesta al máximo sacrificio por la revolución proletaria, unificando las fuerzas en regiones y estados del país para optimizar las direcciones en los frentes de masas y alcanzar la mejor disposición en la unidad para cumplir nuestro papel de vanguardia revolucionaria.

Movimiento Gayones - Partido Revolucionario del Trabajo (PRT)

Diciembre de 2016.
Compartir:

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Corriente de Jóvenes Antifascistas realizará Gran Campamento en Zulia

➤ Representantes del frente juvenil revolucionario afinan todos los detalles para este importante evento donde esperan la participación de unos 400 jóvenes de todo el estado Zulia


Caracas, noviembre de 2016. Voz Proletaria.- Desde este jueves 24 hasta el domingo 27 de noviembre se estará realizando en el parque recreacional Burro Negro, ubicado en Ciudad Ojeda, en el municipio lagunillas, el Primer Campamento Estadal de Jóvenes Antifascistas y Antiimperialistas del estado Zulia. En la actividad se debatirán importantes puntos referentes a la coyuntura política nacional, así como el aspecto ideológico y formativo.

El campamento estadal, organizado por la Corriente de Jóvenes Antifascistas y Antiimperialistas (CJAA), fue precedido por ocho actividades preparatorias a lo largo y ancho de todos los ejes del estado Zulia, desde Maracaibo hasta la costa oriental del Lago, donde hubo una nutrida y animada participación de los jóvenes revolucionarios de la CJAA.

Jhonny Gil Roa, responsable de la CJAA del estado Zulia, aseguró que “ya todo está previsto para garantizar la logística del evento, los buses que recogerán a los asistentes partirán desde los diferentes municipios”, Gil agregó que “hasta ahora han confirmado su participación 15 organizaciones juveniles de todo el estado”.

Por su parte, José Gómez, representante del comité organizador por el estado Zulia aseveró que “el día jueves será para el recibimiento y acreditación de los delegados, el viernes se realizará la jornada de formación política e ideológica, además de los debates sobre los temas centrales en mesas de trabajo. El día sábado se realizará una jornada de siembra de árboles y una visita ecológica por el parque y el domingo, la clausura y la lectura de la declaración final del campamento”. Gómez destacó que “todas las noches se proyectarán videoforos para la discusión y el debate”.

En el aspecto reivindicativo, los organizadores estadales destacaron que una de las actividades a realizar en el campamento, es una manifestación para exigir a la alcaldía local derechista que acate la orden del gobierno nacional sobre la exoneración del pasaje estudiantil, ya que el subsidio es una histórica reivindicación conquistada por la lucha estudiantil y debe ser respetada. La manifestación está programada para el día sábado 26 de noviembre.

PARTICIPACIÓN DE VOCEROS NACIONALES

La actividad está enmarcada en los campamentos organizados en todo el territorio nacional por la CJAA, y que vienen desarrollándose desde el año 2010, además, internacionalmente se realizan los campamentos de las juventudes antifascistas en muchos países, desde Venezuela, Ecuador, México, República Dominicana, Brasil, Turquía, España, entre otros.

Cabe destacar que en este Primer Campamento Estadal del Zulia en Burro Negro, participarán representantes nacionales de esta organización, encargada de realizar este evento internacional, que es una de las actividades más importantes del antifascismo en todo el planeta. 

Manyeli Durán Valderrama, presidenta del Comité Nacional Antifascista de la CJAA, destacó que “En el pasado mes de agosto participamos en el XXIV Campamento Internacional en República Dominicana, donde expusimos la crisis general del capitalismo y su influencia en nuestro país, es decir, cómo ésta ha venido afectando a la juventud venezolana, sus luchas reivindicativas y el papel protagónico que ha venido asumiendo en estos últimos años y la necesidad de aglutinarse un Frente Popular nacional e internacional para lucha contra el peligro del fascismo”.

Durán saludó la realización del campamento estadal en Zulia y manifestó “que es un gran esfuerzo de este comité, el cual tiene más de dos meses haciendo los preparativos y conformando las comisiones funcionales para garantizar el éxito del campamento”, además destacó que “es importante este tipo de actividades que tienen un carácter político e ideológico, donde se debatirán temas fundamentales como la crisis económica internacional y cómo golpea a nuestro país, y el papel revolucionario de la juventud”, concluyó.
Compartir:

sábado, 19 de noviembre de 2016

IV Seminario "Mujer y Socialismo" se desarrolló en Carabobo

➤ El Movimiento de mujeres Ana Soto realizó en la ciudad de Valencia, estado Carabobo, el IV Seminario "Mujer y Socialismo" 


Valencia, noviembre de 2016. Voz Proletaria.- En el estado Carabobo se organizó el IV Seminario Nacional "Mujer y Socialismo" por parte del Movimiento de mujeres Ana Soto. En la actividad, cuya consigna se centró en la defensa de la mujer trabajadora frente a la violencia laboral, estuvieron presentes distintos sectores de la vida política del centro del país.

El IV Seminario "Mujer y Socialismo" contó con la asistencia de trabajadores, delegados de prevención, amas de casa, estudiantes, entre otros sectores provenientes de Aragua, Caracas, Lara, Cojedes y del estado anfitrión, Carabobo. La actividad constó de dos ponencias, la primera por parte del Movimiento de Abogados Revolucionarios Socialistas (MARS), sobre la violencia laboral y la segunda, estuvo a cargo del Movimiento de mujeres Ana Soto enmarcada en las propuestas de las mujeres trabajadoras frente a la violencia laboral.

"Entre las conclusiones y las propuestas a las que estamos llegando, están: desarrollar las estrategias y los mecanismos para que se cumplan los derechos que hemos alcanzado con el reglamento de la LOTTT y la Ley Orgánica del derecho de la Mujer a una vida libre de violencia" aseguró Jeisy Giménez, quien a su vez destacó que "debemos ir a los espacios a concienciar a hombres y mujeres acerca de la importancia de levantar las banderas de la lucha en el sector de la mujer".

Giménez, quien es parte del Movimiento de Mujeres y organizadora del IV Seminario "Mujer y Socialismo" agregó que "se debe luchar contra los despidos, por el derecho a que se respete el pre y pos natal, la necesidad de avanzar hacia los centros de cuidado para los niños dentro de los lugares de trabajo para que las mujeres no dejen de trabajar porque no se está cumpliendo el derecho al cuidado adquirido por las empresas, de los niños y niñas".

"se debe estimular para que se realicen las denuncias correspondientes cuando se presenten estos casos de violación a los derechos laborales de las mujeres trabajadoras", concluyó.
Compartir:

Escuela de Formación Proletaria celebra su XXI aniversario

➤ En las instalaciones de la Casa del Proletariado organizado, (CPO) la Escuela de Formación "1 de Mayo" realizó su actividad conmemorativa que incluyó actos culturales, ponencias y la firma del convenio formativo con la UPTAEB

Se firma el segundo convenio entre la EFP1M y la UPTAEB
Barquisimeto, noviembre de 2016. Voz Proletaria.- La Escuela de Formación Proletaria 1 de Mayo (EFP1M) realizó la actividad correspondiente a su XXI aniversario, con la participación de representantes de organizaciones sociales, obreras, comunitarias, de mujeres y estudiantiles provenientes de diversos puntos de la geografía nacional. La actividad que se desarrolló en las instalaciones de la Casa del Proletariado Organizado de Lara incluyó la firma del convenio entre la escuela de formación y la Universidad Politécnica Territorial Andrés Eloy Blanco (UPTAEB).

La actividad se abrió con las notas del himno de Venezuela, interpretado por la Orquesta Juvenil Jacinto Lara. Posteriormente, María Sánchez (Aragua) y Grecia Gallardo (Lara) dieron las primeras ponencias, donde se resalto el momento político nacional e internacional que actualmente se desarrolla y la reseña sobre la historia de la EFP1M durante sus 21 años de existencia, respectivamente.

Asimismo, Carlin Camacaro, directora de la EFP1M realizó la ponencia sobre el plan de acción de esta organización para el año 2017. Cabe resaltar que en la actividad se rindió homenaje al joven trabajador y profesor de Mecánica Industrial, Julio Blanco Pérez, asesinado a mediados del mes de julio del presente año.

Michelly Vivas, rectora de la UPTAEB cerró el ciclo de ponencias y procedió a firmar el segundo convenio entre esta casa de estudio y la EFP1M. La actividad concluyó con los derechos de palabras de las organizaciones hermanas y los asistentes a la actividad y con un acto cultural.
Compartir:

Comunicado de UPRA acerca de la coyuntura actual

➤ La lucha de tendencias dentro del gobierno permite observar dudas ante la necesidad de poner mano dura contra la burguesía, al contrario el sector más reformista intenta sortear la crisis con diálogo y conciliación, que necesariamente será la entrega de los derechos del pueblo trabajador


Como podemos apreciar en todos los medios de comunicación, sigue el estancamiento económico del capitalismo a nivel internacional y la profundización de sus contradicciones internas. La contradicción interimperialista, que se expresa en la pugna por un nuevo reparto del mundo entre las principales potencias, ha ido tomando la forma de enfrentamientos locales, una forma velada de lucha por repartirse las riquezas que hay en el mundo. Como ejemplo la situación de guerra que vive el pueblo sirio y el pueblo kurdo, igualmente los pueblos africanos o latinoamericanos donde las potencias capitalistas intervienen abiertamente, no por “liberarlos del terrorismo” como argumentan, sino para, en nombre de ello, apropiarse de sus riquezas.

La contradicción capital-trabajo va haciéndose más fuerte en todo el mundo, por un lado los dueños del gran capital tratan de trasladar el peso de la crisis económica y sus nefastas consecuencias sobre las espaldas de los trabajadores, y por el otro, el movimiento obrero y los pueblos en general, luchan por preservar sus conquistas económicas, sociales y políticas. En este escenario, las políticas de derecha se abren paso, el neoliberalismo se recompone y los partidos de extrema derecha van logrando triunfos sobre la base de exacerbar los temores más básicos y hacer ofertas demagógicas que tienen una base en ideas de corte fascista; vemos ejemplos claros de esta situación en las recientes elecciones de los EUA donde se posiciona en el poder Donald Trump, representantes de los republicanos con posiciones abiertamente nacionalistas que rayan en el chauvinismo y la xenofobia, donde coloca a los inmigrantes como una amenaza, entre otros elementos que identifican su clara postura e ideas fascistas. Pero tiempos atrás veíamos como en el Reino Unido se daba el Brexit,(salida de Bretaña), de la UE, lo que indica que las posiciones de la ultraderecha vienen avanzando en los diferentes continentes y demagógicamente están siendo dirigidas a los sectores populares con banderas de rescate de la soberanía de las naciones, control de las fronteras ante la ola de inmigrantes y supuestamente en contra de la globalización y los tratados de libre comercio.

La contradicción entre el imperialismo y los países dependientes se profundiza cuando cada potencia imperialista trata de profundizar su dominio económico y político sobre los países, que como Venezuela son dependientes de su tecnología, de sus instrumentos financieros y de sus órganos de poder supranacionales, dependientes de los grandes monopolios.

En muchos casos ahondan los conflictos internos de los países en aras de mantener su control, presentándose luego como los grandes salvadores, como los portadores de la verdadera democracia y de los derechos humanos, escondiendo sus nefastos intereses, los de apropiarse de las riquezas y llevar al poder a sus fieles lacayos, ejemplo claro de esta política la tenemos en Irak, Libia, Ucrania, Colombia y Venezuela.

Es innegable que en Venezuela están presentes estas contradicciones y se agudizan con la situación económica que se vive, que expresa entre otros elementos la recesión, una gran inflación, escasez y baja producción de bienes, lo que ha traído como consecuencia la destrucción de medios de producción y el deterioro de las condiciones de vida de las grandes mayorías.

Vemos como la burguesía, principal responsable de la negativa situación económica por sus políticas especuladoras y de boicot empresarial, traslada, por falta de fortaleza en las organizaciones populares y complicidad de elementos del aparato gubernamental, las consecuencias nefastas del estancamiento económico a la clase obrera y al pueblo, quienes pagamos el alto costo de la vida y la escasez con largas colas para obtener los bienes que necesitamos. Cada día se deteriora el salario real, a pesar de los aumentos consecutivos en el salario nominal, que es devorado por las subidas especulativas de los precios en los artículos de primera necesidad, a lo que se le suma el deterioro en los servicios públicos, sabotaje de transporte público, boicot empresarial y toda una serie de medidas planificadas por la CIA bajo el mismo formato chileno.

Por otro lado la lucha de tendencias dentro del gobierno permite observar dudas ante la necesidad de poner mano dura contra la burguesía, al contrario el sector más reformista intenta sortear la crisis con diálogo y conciliación, que necesariamente será la entrega de los derechos del pueblo trabajador a los burgueses y sus agentes políticos de derecha.

Parte de esta situación se formaliza en lo que han llamado “mesa de diálogo nacional”, cabe destacar que dicha mesa es la continuación de las reuniones de negociación que ya se desarrollaron en 2015 y a inicios del presente año, entre un sector del gobierno y diferentes sectores de la burguesía, y donde se le cedieron una serie de concesiones, como la liberación de precios en rubros básicos de la canasta de alimentos que permanecían regulados o subsidiados.

¿Que persigue esta mesa de diálogo nacional? Sortear la profunda situación económica que hoy vive Venezuela, cada sector allí presente, pugna por resolver la crisis a su favor y de acuerdo a sus intereses, por supuesto no son los intereses de las grandes mayorías trabajadoras los que allí se expresan.

¿Quienes participan en dicha mesa? un sector reformista y conciliador del gobierno, que está dispuesto a dar ciertas concesiones económicas y políticas a la burguesía y su expresión política de derecha, con tal de mantenerse en el gobierno con los privilegios obtenidos; por otro lado, representantes de la burguesía tradicional pro yanqui, que pugnan por desmontar y quitar todas las conquistas y regulaciones alcanzadas hasta ahora por la clase obrera y el pueblo, así como imponer políticas de corte neoliberal.

Cabe destacar que a estos “diálogos de paz y reconciliación” no han sido invitados ni los partidos del gran polo patriótico o partidos aliados del gobierno, ni el “poder popular”, lo que demuestra la inconsecuencia en el planteamiento de la democracia participativa y protagónica en la que, según sus voceros más destacados, es “el pueblo el que decide”

Consideramos que los dialogo entre un sector del gobierno y los representantes de la derecha en esta oportunidad, pueden desembocar en dos posibles escenarios:

1. Negociar y entregar conquistas fundamentales alcanzadas por el pueblo trabajador y aplicación de medidas de corte neoliberal.

2. Constitución de un gobierno dirigido por el bipartidismo PSUV-MUD, 

Sin duda, de imponerse estos escenarios, las consecuencias económicas, políticas y sociales para las grandes mayorías serian catastróficas y al contrario de grandes beneficios económicos y políticos para la burguesía (tradicional o emergente). 

Ante este panorama, que sin duda será de aguda lucha de clases, los revolucionarios debemos impulsar la reanimación de la lucha popular, ponernos a la cabeza en la movilización por la defensa de las conquistas alcanzadas, seguir trabajando ardua y pacientemente en la formación política y la organización de la clase obrera, del pueblo trabajador, y del movimiento popular, consolidar la unidad de las fuerzas revolucionarias para aplastar los gérmenes del fascismo, a nuestros enemigos de clase, a los agentes del imperialismo y al reformismo.

¡POR LA UNIDAD DEL MOVIMIENTO POPULAR REVOLUCIONARIO!

Caracas, Noviembre 2016.
Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista (UPRA)
Compartir:

La elección de Trump y los combates que se anuncian

➤ La campaña de Trump ha fortalecido las fuerzas de derecha en los Estados Unidos, incluyendo la extrema derecha, y su elección les dará probablemente más audacia


Caracas, noviembre de 2016. Voz Proletaria.- Presentamos un artículo de opinión extraído de la página norteamericana socialistworker.org, donde se detalla la naturaleza y los intereses que manejará la clase industrial que controla el poder en la principal potencia imperialista del mundo. La elección  del multimilloario Donald Trump, según deja claro el autor del artículo, no se trata de un accidente ni menos de una casualidad, es el personaje ideal para justificar una etapa de mayor prepotencia de los guerreristas del pentágono.

A continuación el artículo

1. Este punto de inflexión decisivo representa el fracaso final de los partidos de centro-derecha y de izquierda en los países capitalistas avanzados como consecuencia de la gran recesión (2007-2009), que abrió la vía para el triunfo de un candidato que utiliza el populismo de derecha para reforzar el racismo, la xenofobia y la reacción.

El éxito electoral de Trump bajo una plataforma de criminalización de los inmigrantes musulmanes y los mexicanos en particular, reforzará las fuerzas racistas y anti-inmigrantes de todo el mundo, tales como el Frente Nacional en Francia, cuya jefa Marine Le Pen felicitó a Trump y dijo que Francia conocerá el mismo destino. Este resultado refuerza incluso a organizaciones abiertamente nazis como Amanecer Dorado en Grecia.

El menosprecio de Trump por las mujeres, su historia de depredador sexual y la voluntad de restringir severamente el derecho al aborto, estimulan las corrientes reaccionarias que quieren demoler las conquistas del movimiento de las mujeres en este país y más allá.

Su política de "América primero" puede agudizar las rivalidades imperialistas y socavar las alianzas de Washington, así como las maniobras de Estados Unidos para mantener su dominación global. Por supuesto, este enfoque va a exacerbar el nacionalismo, especialmente en cuestiones relacionadas con los acuerdos de libre comercio.

El cerrará la puerta de entrada al número ya limitado de refugiados que el gobierno de los Estados Unidos recibe.

La campaña de Trump ha fortalecido las fuerzas de derecha en los Estados Unidos, incluyendo la extrema derecha, y su elección les dará probablemente más audacia. También podemos esperar que la policía racista que ya mata con impunidad a los negros, considere la victoria de Trump como una luz verde para continuar haciéndolo.

2. La elección no representa un cambio masivo hacia la derecha en la sociedad norteamericana -y no sólo porque Trump obtuvo menos votos que Hillary Clinton (ver artículo de Lance Selfa, Correspondencia de Prensa, 11-11-2016) De hecho, estamos asistiendo a un proceso de polarización política en que la derecha y la izquierda se desarrollan.

La orientación de la política en los Estados Unidos depende, principalmente, del desarrollo y construcción en los movimientos sociales, sindicatos y organizaciones sociales de una corriente activista, combativa, de izquierda. La ISO está comprometida junto a los asalariados y las asalariadas, oprimidos y oprimidas que van a sufrir los fuertes ataques bajo la presidencia de Trump. Vamos a participar plenamente en la lucha por la defensa de los que van a ser blanco de la ofensiva de la derecha, así como en un combate más amplio por la justicia.

3. La clase capitalista norteamericana y sus representantes políticos intentarán frenar los excesos de Trump. Pero el Partido Republicano, teniendo en cuenta el éxito electoral de Trump, probablemente, también tratará de normalizar su política, adaptando su programa a sus propios intereses.

La clase capitalista de los Estados Unidos no pudo frenar a Trump, pese a la abrumadora oposición dentro de sus filas. Una clase dirigente que dominó el mundo desde la mitad de siglo XX y que atraviesa hoy por tensiones internas, aunque en el seno de fracciones enemigas se compran a los políticos que tienden a estar interesados en sus propios intereses, sin tener otros objetivos más amplios.

Sin la disciplina de la Guerra Fría o la presión de una clase obrera organizada, los capitalistas estadounidenses han utilizado la era neoliberal para apoderarse de toda la riqueza que podían, sin tener en cuenta las consecuencias políticas. Los republicanos actuando de manera abierta y agresiva por este programa. Los demócratas tratando de mediar las exigencias del capital y las demandas de la base electoral del partido. Trump, quien reconoció que millones de personas encuentran intolerable el statu quo, quebró el consenso político, al menos retóricamente.

Por lo tanto, la Casa Blanca, dominada por personalidades de la clase dominante y los políticos socializados en el ejército norteamericano, estará ahora ocupada por un multimillonario sin escrúpulos. Trump, a pesar de las comparaciones que algunos han hecho con el líder fascista italiano Mussolini, se parece más a Silvio Berlusconi, el magnate de los medios de comunicación italianos que utilizó su fortuna y su fuerza de atracción populista, para imponerse a un establishment político corrupto y conservador.

4. Cualesquiera que sean las pequeñas cosas que una administración Trump pueda proporcionar a los trabajadores, a condición de que este sea el caso, serán mínimas en comparación con los enormes recortes fiscales que Trump ya se ha comprometido a poner en práctica. La Corporate America obtendrá las exoneraciones fiscales que demanda desde largo tiempo para traer de vuelta al país las masas de capitales exiliados. Y el Congreso controlado por los republicanos, será la oportunidad para socavar las regulaciones e incluso para atacar la seguridad social y el Medicare (seguro de salud para las personas mayores de 65 años).

La "reforma" fiscal bajo Trump, si ella se realiza, reforzaría la más grande desigualdad económica que los Estados Unidos haya conocido desde hace un siglo. Sectores de la clase obrera blanca que apoyaron a Trump verían sus condiciones agravadas, probablemente de manera dramática. Lo mismo con respecto a la columna vertebral de apoyo a Trump, constituida por una clase media maltratada en el plano económico, así como los propietarios de pequeñas empresas y los pequeños gestores.

Es una fórmula que conducirá a un mayor descontento social y político, en el momento que la derecha busque alcanzar plenamente sus objetivos, lo que ha ocurrido varias veces en el pasado.

5. La elección de Trump, basada en el miedo y el odio, se produce ocho años después de la primera campaña de Barack Obama para ganar la presidencia, marcada por su retórica de esperanza y cambio.

Asumiendo el cargo en medio de la peor crisis económica desde la década de 1930 con una sólida mayoría demócrata en ambas cámaras del Congreso, Obama tuvo la oportunidad de marginalizar a los republicanos por una década al menos. En cambio, la administración Obama se consagró a rescatar a los bancos y reducir el tamaño relativo del gobierno federal, mientras que los trabajadores recibieron una ayuda muy reducida, mientras que el desempleo y la carga de la vivienda treparon.

La legislación de la administración Obama en el sector de la salud -que podría haber dado lugar a un programa popular amplio y muy necesario, basado en el gobierno- sobre todo reforzó el poder de las grandes compañías de seguros y empresas farmacéuticas. Los asalariados y asalariadas pagan primas más altas ahora y reciben calidad más baja luego de la reforma de salud de Obama. En lo político, la oportunidad para que los demócratas fortalecieran su base electoral mediante la implementación de un sistema de salud universal ha sido en vano. En cambio, los republicanos han dispuesto de otro palo para golpear al llamado "gran gobierno" (la gran burocracia del gobierno federal) y a los demócratas.

Esta y otras decepciones abrieron el camino para el regreso de los republicanos en las elecciones de medio término en el año 2010, lo que puso en sus manos el control de muchos gobiernos estaduales y permitió el bloqueo sistemático en el Congreso desde entonces, con ello el Grand Old Party (GOP) obtuvo el fuelle para controlar tanto la Cámara de Representantes como el Senado. Algunos aumentos de impuestos a los ricos y las empresas y una mayor regulación de los bancos no impidieron que la Corporate América pudiera cosechar beneficios récord a pesar de la debilidad de la economía.

6. Las políticas del Partido Demócrata -desde Bill Clinton en la década de 1990 a la de Obama en los últimos ocho años- han minado en la clase obrera su base electoral tradicional después del New Deal y de la Great Socciety (años 1960), reduciendo el tamaño del gobierno federal y eliminando los programas federales para los pobres y precarios. El declive de los sindicatos -acelerado por las políticas pro-negocio de las administraciones de Clinton y Obama- fragilizaron aún más la base tradicional de los demócratas y desorientaron a la clase obrera organizada.

Dirigido por los "neo-demócratas" como Bill Clinton y Al Gore, la estrategia del partido consistió en construir redes electorales a través de las maquinarias políticas en las grandes ciudades y operar un giro superficial hacia la "diversidad" (las llamadas minorías), mientras se promovían políticas favorables a los negocios en un intento de ganar el apoyo de las periferias blancas de clase media tradicionalmente republicanas tradicionales. El crecimiento de Trump en el Partido Republicano, hizo que esta estrategia reapareciera en la campaña de Hillary Clinton en 2016, los dirigentes (demócratas) creyeron que podían suplantar a los republicanos como el primer partido del capitalismo norteamericano.

7. El papel de los demócratas como guardianes de un status quo cada vez más intolerable, creó las condiciones para una rebelión dentro del partido la cual se expresó en la campaña de Bernie Sanders durante la primaria demócrata.

Al apuntar a la "clase milmillonaria," Sanders -que no ocultó su trayectoria socialista- mostró que millones de trabajadores estaban dispuestos a adoptar un mensaje basado en los derechos y la solidaridad de los trabajadores.

Pero Sanders, después de abandonar su independencia política cultivada durante su vida política a fin de funcionar como un demócrata, finalmente dio el apoyo a Hillary Clinton en la Convención Demócrata el pasado verano. A partir de ese momento, cesó toda crítica al establishement del partido. Él apoyó una campaña destinada al fracaso, que se resume en el lema "América ya es grande" (en oposición a al lema de Trump: "Hacer América grande otra vez"].

8. Con el silencio de Sanders y con Clinton tratando de ganar votos republicanos, Trump no dejó pasar la oportunidad de hablarle a la clase obrera, algo inédito para un candidato a la presidencia de los Estados Unidos.

Después de usar el populismo derechista para derrotar a sus rivales republicanos, Trump centró de nuevo su campaña electoral en las reivindicaciones económicas de los trabajadores blancos y en las tradiciones más reaccionarias de la política de los Estados Unidos: en primer lugar, el racismo contra los afro-americanos y los inmigrantes.

En un país construido sobre la esclavitud, el genocidio de los indios norteamericanos y la conquista imperial, Trump siguió el camino de otros populistas de derecha como George Wallace (gobernador demócrata de Alabama, partidario de la segregación racial hasta los años 1970). También se apoyó en una base que, generalmente, está más cómoda y cercana de Clinton y Sanders, según las encuestas de boca de urna. Pero también sectores de la clase trabajadora blanca -incluso en las zonas claramente ganadas por Obama en 2008 y 2012 - han rechazado la defensa de los demócratas de un status quo intolerable y se han alineado detrás de Trump.

9. La campaña "Trump" ha confortado a la derecha dura. Ella refuerza su confianza en materia de inmigración, de orden público y otros temas.

Una consecuencia probable se manifestará en otra política racista de polarización. La militarización de las fuerzas de seguridad que se ha intensificado bajo el gobierno de Obama, sin duda alguna, se acentuará con el uso de la represión contra las rebeliones negras como en Ferguson y Baltimore, y más recientemente ante la lucha de Standing Rok contra el oleoducto Dakota Acces, que sirven como modelo para quebrar un movimiento.

10. La victoria de Trump en la elección presidencial se logró a pesar de obtener un menor número de votos populares. El Colegio Electoral -un sistema arcaico diseñado en la fundación de los Estados Unidos para favorecer a los estados esclavistas del Sur - dio la ventaja de Trump (279 contra 228). La organización estatal -federal- del Colegio Electoral significó que los grandes centros industriales como Nueva York, Los Ángeles, Chicago y Houston, no jugaran un papel decisivo en la campaña de 2016, ya que estos Estados no son decisivos en la competencia entre los partidos por los “grandes electores".

11. Sin embargo, los principales círculos dirigentes del Partido Demócrata -después de apostar al miedo de manera cínica para deslegitimar a Trump durante meses, por su autoritarismo y el rol de los evangelistas-, ahora le otorgan una legitimidad al presidente electo, con las apelaciones de Hillary Clinton, Obama y otros líderes, en el sentido de "dar una oportunidad a Trump" y unirse detrás de él por el bien del país.

Esto entrañará tensiones con un gran número de militantes demócratas que fueron atraídos por el ala Sanders. Ciertas personalidades liberales del partido pueden ensayar una respuesta dando un poco más de margen de maniobra para el activismo. Pero como en el pasado, los demócratas liberales en última instancia buscarán canalizar este tipo de activismo en los esfuerzos para renovar el Partido Demócrata.

Las primeras protestas contra la elección Trump -en contraste con la actitud conciliadora de los líderes demócratas- ilustran el potencial para construir una mayor resistencia popular que podría, a su vez, ejercer presión sobre los sindicatos y/o organizaciones de izquierda para enfrentar y poner en cuestión de cierta manera a la derecha.

Sin embargo, prioritariamente, se afirma la necesidad urgente de luchar contra los ataques de la extrema derecha bajo la presidencia de Trump, y vincular estos movimientos sociales y luchas que existen en un proyecto común de resistencia en torno a un programa para los trabajadores y los oprimidos expresado en términos positivos. Las múltiples crisis que creará o agudizará la presidencia Trump puede radicalizar a una nueva generación que ya ha sido impulsada por Black Lives Matter (Las vidas negras cuentan) por la lucha contra el oleoducto en Dakota y la solidaridad con la lucha de los Sioux de Standing Rock (Lakota), por la defensa de los derechos de los inmigrantes y otros movimientos sociales (salario mínimo, profesores, etc.), y la izquierda que surgió durante la campaña de Bernie Sanders.

La ISO está plenamente comprometida con la lucha por la democracia y la justicia en contra del programa reaccionario de Donald Trump y todas las fuerzas responsables de su victoria. Como parte de la lucha, vamos a poner énfasis en una orientación política hacia adelante, absolutamente necesaria, para alimentar una esperanza real y un movimiento de emancipación -a diferencia de la política de la desesperación y en el cabeza de turco en que prospera Trump - basados en nuestro compromiso de abrir una vía hacia una sociedad socialista donde los trabajadores y trabajadoras controlen su propia vida y la sociedad.

La necesidad urgente de construir una organización política y militante puede ser sentida con motivo de las primeras protestas contra Trump. Este es el desafío para la izquierda y organizaciones tales como la ISO, y ese es el reto que tenemos y tienen todos los que quieren luchar contra la derecha y hacia otro mundo.

Compartir:

viernes, 11 de noviembre de 2016

Lara: obreros denuncian criminalización de la lucha sindical

➤ El histórico dirigente obrero larense José Novoa se refirió en fuertes términos a las llamadas instituciones de "justicia", a las cuales acusó de vendidas a los patronos



Barquisimeto, Noviembre de 2016. Voz Proletaria.- El presidente de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores y Trabajadoras de la Ciudad, el Campo y la Pesca (FBSTTCCP) del estado Lara, José Novoa realizó una serie de denuncias contra la fiscalía, la Inspectora del Trabajo y jueces del Poder Judicial, a los cuales califico de comprados y servidores de los intereses de los empresarios.

Novoa, quien dirige más de 140 organizaciones sindicales revolucionarias del estado Lara, agrupadas en la mencionada Federación, denunció el proceso de criminalización y judicialización de los conflictos laborales, lo cual "es un mecanismo que entra de manera paralela a la "guerra económica" para golpear a la vanguardia del proceso revolucionario y crear confusión (...) lo trabajadores debemos pronunciarnos de manera contundente frente a este método de judicialización de los conflictos que culmina incluso, con el sicariato de algunos dirigentes sindicales, que por organizar a los trabajadores y hacer conciencia en el seno de la clase obrera, son juzgados por jueces corruptos que han sido manipulados por el capitalismo a través de ofertas y situaciones de corrupción, que les llevan a abrir expedientes chimbos a los trabajadores y a abrir los procedimientos penales correspondientes".


Como ejemplo de esto, Novoa recordó "Tenemos el ejemplo del compañero Omar Núñez de Hidrolara, que recientemente cumplió un año detenido, por unos policías corruptos y extorsionadores. Ese compañero fue víctima de un fraude procesal y lleva un año en la cárcel”, Novoa hizo mención a “14 compañeros de la empresa Alentuy, que fueron condenados, unos a 4 y otros a 11 años de prisión porque simplemente trancaron una calle denunciando al malandro (Antonio) Nagen, dueño (para ese entonces) de la empresa Alentuy, por la violación de los derechos de los trabajadores con el despido de 350 trabajadores de un solo plumazo. El Ministerio del Trabajo, a través de la Inspectoría del Trabajo, aún no ha dado respuesta a esta situación”. Debe recordarse que la empresa Alentuy fue nacionalizada y hoy se cataloga como empresa socialista, pese a ello, el Poder Judicial continúa amedrentando a los trabajadores que hicieron posible esa nacionalización. “Los trabajadores de Alentuy fueron procesados y condenados. Algunos pagaron ya la condena y están bajo presentación, no se termina de realizar el juicio y continúan ante la sociedad como unos delincuentes”, denunció Novoa.


En el mismo orden de denuncias sobre la criminalización de la lucha sindical, Novoa sacó nuevamente a la luz la situación de la empresa EL TUNAL de Quíbor, la cual tiene como método favorito el sicariato para frenar la lucha de los trabajadores. “Esos señores nos asesinaron un trabajador en el municipio Jiménez y otro en el municipio Morán (El Tocuyo). Esos mismos señores, en Carnes del Paso pagaron a un sicario para que “le metiera un tiro en la cabeza a un trabajador por organizar un sindicato, el obrero perdió parte de la masa cerebral por el proyectil que le entró por el ojo”, esos sicarios, denunció el líder sindical Novoa “fueron pagados por el señor Alejo Hernández, alias “el tornillo” y su junta de malandros y socios”.


Las denuncias no terminan allí, Novoa manifestó que “existe una enorme cantidad de procedimientos penales como el caso de la empresa Vander Rohe y otros casos que se pierden de vista”. Fustigó a los funcionarios de la Inspectoría del Trabajo, donde “desvían los procedimientos administrativos para llevarlos a los tribunales que no corresponden, violando de manera flagrante el orden constitucional que establece que todos los ciudadanos debemos ser juzgados por los jueces naturales y si los procedimientos son producto de las relaciones laborales, lo jueces correspondientes deben ser los jueces laborales y no los penales”, esto demuestra claramente que hay “un proceso totalmente fraudulento”, denunció Novoa.

FEDECÁMARAS y el uso de mujeres para abrir procedimientos penales contra trabajadores

El presidente de la Gigante Obrera del estado Lara, FBSTTCCP, denunció las acciones de los patronos privados, quienes en su lucha contra los derechos laborales, utilizan algunas leyes como la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una vida libre de Violencia. “FEDECÁMARAS y los dueños de empresas desvirtúan el espíritu social de la ley que protege a las mujeres contra la violencia. Una Ley que protege a nuestras camaradas de la violencia sistemática del capitalismo (…) ese instrumento creado por la revolución, hoy es manipulado de manera fraudulenta por estos inescrupulosos y criminales empresarios”.


Novoa explicó que estos mecanismos criminales consisten en “nombrar en las oficinas de Recursos Humanos de las empresas a damas, inocentes y profesionales en esas áreas de la administración, para cuando los sindicatos acudan a reclamar los derechos que son violados flagrantemente por los patronos, inmediatamente salen denunciados por “agresión verbal” por supuestas agresiones contra estas damas, que no han existido en ningún momento”. Este preocupante método “cada día se convierte en el mecanismo para arremeter contra el movimiento obrero”.

Como muestra, “tenemos el caso del compañero Yoel Ballesteros, Secretario General del Sindicato de la empresa Tubrica. Ese compañero fue vilmente sancionado por la Inspectora del Trabajo; una denuncia que la propia fiscalía había desestimado por no tener pruebas, le sirvió a esta “ilustre” funcionaria para atentar de manera criminal contra la estabilidad de los trabajadores”. Estas acciones preocupantemente repetitivas, no sólo atentan contra la estabilidad de los trabajadores, sino contra “el derecho constitucional que tienen los dirigentes sindicales como lo es el fuero sindical, atenta contra la inamovilidad (laboral) que es un decreto nacional de orden público que debe respetarse porque fue emitido de manera legal por el proceso bolivariano”, explicó Novoa.

Recordó que el proceso de la Inamovilidad Laboral inició en el país en el año 1998 y que hoy “está siendo violado de manera sistemática por estos sinvergüenzas y corruptos que se encuentran en las inspectorías del trabajo. Esto no es más que un ejemplo de cómo se violentan los derechos de los trabajadores”.

Otros casos de criminalización de la lucha sindical

José Novoa, recalcó otro asunto de envergadura, se trata del caso del Matadero Industrial de Centro Occidente (MINCO), “tenemos el caso de los trabajadores de MINCO, que es el matadero industrial que tenemos en Veragacha. Estos señores (de la Inspectoría del Trabajo) en un procedimiento mental del señor Óscar Álvarez que todavía no nos explicamos, dice que SINBOTRAALIMENTOS, que es un sindicato constituido de manera revolucionaria, no tiene potestad para discutir la convención de los trabajadores afiliados a este sindicato que pertenece a la FBSTTCCP”. 


Novoa, en compañía de los trabajadores de MINCO, se pregunta “¿Cómo es posible que un matadero que procesa carne de bovino, de porcino, que procesa carne para hamburguesas, esa empresa que está en manos de esos saboteadores que hacen que un kilo de carne cueste hasta 7 mil bolívares a través del bachaqueo, esos mismos ladrones y corruptos, son protegidos por el señor (inspector) Álvarez, quien afirmó que esa empresa no pertenece al sector alimento?, ¿Creen que eso sea posible, que un matadero no pertenezca al sector alimentos? Según ese señor, ese matadero no pertenece al sector alimentos”.

Aseguró el líder de la clase obrera, que el Inspector Óscar Álvarez sí pertenece a un sector, “al sector de los corruptos, mandados por los ladrones que le pagan y tarifan sus servicios a estos inspectores corruptos”. Otro argumento para impedirles la discusión de la convención, es que los trabajadores del sindicato no están afiliados, “en el expediente reposan todas las inscripciones de los trabajadores en el respectivo sindicato y de manera fraudulenta ese inspector no las vio”.

Intransigentes con los corruptos

El presidente de la FBSTTCCP del estado Lara, José Novoa aseguró que “debemos ser irreverentes contra los corruptos y los criminales, que son los ladrones que están en las empresas y en las instituciones del Estado”, aseveró que “apoyamos las políticas del gobierno bolivariano y por otra parte ratificamos que nosotros los trabajadores estamos en contra de esa guerra criminal impulsada por FEDECÁMARAS, CONSECOMERCIO, VENAMCHAM y por todos los apátridas, la cual es una agresión imperialista contra Venezuela”.


Finalmente, Novoa hizo un llamado a la clase obrera, “hay que identificar al enemigo, el enemigo no es el gobierno bolivariano, no es Nicolás Maduro, no es el Ministerio del Trabajo, los enemigos son los funcionarios infiltrados y corruptos, eso hace que nuestra protesta se diferencie de las protestas de los enemigos de la patria”. Desde la clase obrera, se dirigieron a todo el pueblo: “avancemos con firmeza, no tengamos dudas, la única alternativa que tienen los pueblos, es la construcción del socialismo”.
Compartir:

sábado, 29 de octubre de 2016

Libro: La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo

➤El libro fue una profunda crítica a los partidos revolucionarios de Europa, quienes desde posiciones extremistas, obviaban la importancia de las alianzas y los acuerdos


Caracas, octubre 2016. Voz Proletaria.- Una de las obras más representativas para la utilización de la táctica política correcta por parte de los partidos revolucionarios, fue escrita por Vladimir Lenin en abril del año 1920.

El libro fue una profunda crítica a los partidos revolucionarios de Europa, quienes desde posiciones extremistas, obviaban la importancia de las alianzas y los acuerdos que deben sellar los comunistas con partidos de otras tendencias.

Lenin fustigaba a los marxistas puros, quienes pretendían romper con la socialdemocracia y se encerraban en los estrechos marcos de sus organizaciones sin entender que la revolución la hacen las masas y no los líderes o caudillos como afirmaban los blanquistas.

La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo, en su capítulo VI y VII se basa en la necesaria participación de los comunistas en los sindicatos y en el parlamentarismo burgués reaccionario, a utilizar estas plataformas, no como un vehículo para hacer la revolución, ya que la revolución no se logra con elecciones, sino para propagar el programa revolucionario entre las masas.

En el capítulo VIII reclama lo que adelantamos más arriba acerca de la pureza que pregonaban algunos partidos europeos, quienes se negaban a pactar compromisos con otras organizaciones. Lenin opinaba esto de ellos: “Las gentes ingenuas y totalmente faltas de experiencia se figuran que basta admitir los compromisos en general, para que desaparezca todo límite entre el oportunismo, contra el que sostenemos y debemos sostener una lucha intransigente, y el marxismo revolucionario o comunismo. Pero esas gentes, si todavía no saben que todos los límites, en la naturaleza y en la sociedad, son variables y hasta cierto punto convencionales, no tienen cura posible, como no sea mediante un estudio prolongado, la educación, la ilustración y la experiencia política y práctica”.

Lenin asegura así que los compromisos son necesarios, pone como ejemplo a los obreros que se ven obligados a aceptar compromisos con sus odiados enemigos de clase y no por ello disminuye la naturaleza clasista de sus luchas.

Al mismo tiempo, Lenin marca una diferencia entre los compromisos necesarios, que son producto de las condiciones objetivas de los compromisos con fines oportunistas. “No hay una receta. Es preciso contar con la propia cabeza para saber orientarse en cada caso particular”.

Compartir:

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".
Karl Marx

Editorial Voz Proletaria

Editorial Voz Proletaria N° 115. Julio 2018

Venezuela sigue en pie de lucha  Los voceros del imperialismo norteamericano han dejado claro la intención de seguir desarrollando a ...

Lo más leído...

Archivo de Publicaciones

Otras Voces

Inserta tu correo electrónico para recibir nuestro boletín de noticias

Voz Proletaria en Twitter

Voz Proletaria en Facebook

Síguenos en Google +