viernes, 5 de abril de 2013

Corea del Norte, un país amenazado por la barbarie

Vista panorámica de Pyongyang, capital
de Corea del Norte
Caracas, abril 2013. Voz Proletaria, VP.- Las exageraciones y las acusaciones sin miramientos parecen ser la regla general de todos los grandes medios de comunicación controlados por los monopolios económicos, para difamar a Corea del Norte y manipular la opinión pública mundial acerca de un supuesto carácter guerrerista e irracional, de confrontación por parte de Pyongyang.

Los revolucionario sabemos lo que esto significa, en Venezuela, nuestro gobierno ha sido apabullado por esos medios de comunicación con acusaciones ridículas pero bien elaboradas que han logrado engañar a muchas personas en el mundo, sobre todo a los más incautos.

Ateniéndonos a la lógica más sencilla, podremos hacer una comparación entre la actitud (según los medios) guerrerista y amenazadora de Corea del Norte y la de los propios imperialistas de Estados Unidos y sus marionetas.

Comencemos por Estados Unidos. Ese país tiene bases militares en todo el mundo, utilizó su arsenal nuclear contra Japón en dos ocasiones (Hiroshima y Nagasaki); a lo largo de la historia intervino militarmente en decenas de países, dejando a su paso una estela de miseria, muertes y genocidios; a niveles económicos saquea a casi todos los países pobres y sus políticas de expoliación asesinan a millones de personas de hambre en todo el planeta.

Las multinacionales de Estados Unidos en países dependientes, son verdaderos centros de esclavitud para los pueblos, y quienes luchan por los derechos de quienes allí trabajan, son bestialmente asesinados como el caso Monsanto en Colombia y Centro América. El ejército de ese país, desapareció del mapa, a fuerza de bombardeos muchas ciudades y pueblos alemanes en la II Guerra Mundial incluso después de haber sido desmantelado el ejército de Hitler. Por ejemplo la ciudad de Dresde, donde no habían fuerzas militares enemigas, sino civiles, fue bombardeada hasta que no sobreviviera ningún civil.

Recientemente, Estados Unidos y sus serviles marionetas destrozaron Afganistán, Iraq, Libia, desangran a Siria, financiando una carnicería por parte de grupos mercenarios y terroristas y pretenden poner las manos contra Irán a través del Estado sionista de Israel.

La Guerra de Corea tiene su historia, fue Estados Unidos quien dividió y devastó a ese país (Corea del Norte) y lo colonizó en gran parte (Corea del Sur); utilizó armas químicas contra ellos, asesino de manera cobarde a millones de civiles y refugiados en esa guerra de 1950-1953. Lo mismo hizo con la población civil del Vietnam.

Por su parte, los aliados (marionetas) de Estados Unidos también tienen su historia terrorista que no ha sido mayor porque no tienen más poder militar y económico. Francia, colonizó y devastó a Argelia, Vietnam, Costa de Marfíl y muchos otros países, recientemente intervino en Malí y el genocidio de Libia donde jugó un papel terroríficamente protagonista. En todos los casos, la suma de muertes que propinó este país es gigantesca.

Inglaterra, asesinó millones y millones de seres humanos en la India, fue uno de los genocidios más descarados en la historia de la humanidad que no tuvo nada que envidiarle a los nazis (con campos de concentración y cámaras de gas incluidos en Calcuta, Nueva Delhi entre otras ciudades); el ataque a Iraq y Afganistán como peón de Estados Unidos; el asesinato de miles de argentinos en Las Malvinas y su posterior colonización; el robo de la Guayana Esequiba (zona en reclamación a Venezuela) y una larga lista de acciones terroristas que han dejado un saldo de muerte inimaginable solo superados por Estados Unidos.

Japón, colonizó a Corea durante más de 40 años, donde cometió crímenes poco documentados por la historia; cometió uno de los genocidios más horrorosos de la historia en China durante la II Guerra Mundial. En la plaza Nankin, el ejército imperial japonés ejecutó a miles y miles de personas en una jornada, como si se tratara de un día de fiesta, el terror sembrado por Japón contra sus vecinos pasó a la historia por ser uno de los más inhumanos de la historia.

Todos estos países poseen un arsenal nuclear inimaginable. Estados Unidos posee más de 5.113 ojivas nucleares, Francia 300, Inglaterra 160, todas estas operativas y desplegadas. Las ojivas de reserva aumentan considerablemente este número. Inglaterra ha admitido que tienen armas nucleares en las Islas Malvinas para utilizarlas contra Argentina en caso de que ese país sudamericano intente recuperar su soberanía sobre ese territorio arrebatado por la fuerza por los ingleses.

Así es la situación de hipocresía internacional. Todos estos países acusan a Corea del Norte de ser una amenaza, cuando la verdadera amenaza son ellos con sus ejércitos de muerte.

Corea del Norte es un país soberano e independiente que reclama su derecho a existir como nación y exige que se respete su autodeterminación y su soberanía nacional. Estos derechos de Pyongyang son contrarios a los deseos de los imperialistas que los han asfixiado económicamente con sanciones y agresiones de todo tipo y, de no ser por su ejemplar ejército y su pueblo ya les hubieran invadido.

Corea del Norte jamás a agredido a ningún país y su ejército nunca ha bombardeado a otros pueblos para robarles sus recursos y colonizarlos. Todas las acciones militares de ese país están encaminadas a la defensa de la soberanía, todo lo contrario a los imperialistas. Nuestro deber como revolucionarios es encarar la verdadera faceta de esta guerra, que no es otra que la lucha de los pueblos contra el imperialismo y sus intereses genocidas y no debemos aceptar los guiones de los medios, que son a fin de cuentas, la versión de los imperialistas.

Debemos solidarizarnos con todos los pueblos que luchan contra el modo capitalista de explotación y colonización. Corea del Norte, un pueblo trabajador, socialista y digno está siendo amenazado por los señores de la guerra con devastarlos a punta de bombas nucleares, es su deber defenderse con todos los medios que poseen.

Voz Proletaria.
Compartir:

0 Deja tus comentarios:

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".
Karl Marx

Editorial Voz Proletaria

Editorial Voz Proletaria N° 115. Julio 2018

Venezuela sigue en pie de lucha  Los voceros del imperialismo norteamericano han dejado claro la intención de seguir desarrollando a ...

Lo más leído...

Archivo de Publicaciones

Inserta tu correo electrónico para recibir nuestro boletín de noticias

Voz Proletaria en Twitter

Voz Proletaria en Facebook

Síguenos en Google +

Seguidores en Google +