¡Combatientes por el Socialismo Científico!

¡¡Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista hacia la construcción del Estado Obrero-Campesino y Comunal!! | Voz Proletaria | La Voz del Proletariado Venezolano

jueves, 8 de febrero de 2018

Editorial Voz Proletaria N° 113. Febrero 2018

La progresiva agudización de las contradicciones inter imperialistas lleva a enfrentamientos como no había sucedido en muchos años: Desde el punto de vista económico se profundiza la competencia entre los grandes monopolios por los mercados, lo que conlleva expresiones políticas de sus voceros, ejemplo de esto son las declaraciones del representante de los EEUU, Tillerson, quien ha dicho sin tapujos que China y Rusia son un enemigo a enfrentar para garantizar el control de América Latina, recibiendo la respuesta de los voceros de China y Rusia.

Esta pugna entre los principales bloques imperialistas; el conformado por EEUU-UE y el China-Rusia, se expresa de forma muy clara en nuestro continente arrastrando a los países de la región a fijar posición, Venezuela se transforma en el centro de una disputa interimperialista, siendo el principal factor de polarización y llevando tanto a los gobiernos como a los pueblos a fijar posición en relación a lo que ocurre en nuestro país, ya que las consecuencias de lo que suceda tendrán repercusión a nivel regional y mundial.

Los gobiernos de Argentina, Colombia, Perú, Chile se destacan en la acción directa contra el gobierno de Venezuela, mientras Cuba y Nicaragua juegan su papel de defensores del mismo ante los directos y persistentes ataques, unos gobiernos juegan a favor de un bloque imperialista, los otros favorecen a su contendor, mientras los pueblos aún no terminamos de estructurar un proyecto verdaderamente liberador y luchamos por encontrar el camino de la soberanía y la independencia en pugna con los explotadores: Proyecto que nos libere de la opresión imperialista expoliadora de recursos naturales y fuerza de trabajo, así como de sus expresiones internas de una burguesía dependiente importadora y sumisa ante cualquiera de los bloques imperialistas, que explota a los trabajadores y la naturaleza como representante local de los monopolios imperialistas manteniendo a los verdaderos productores de riqueza sumidos en la mayor de las pobrezas.

Al pueblo de Venezuela corresponde en esta etapa histórica un papel importante que marcará el futuro, por eso las presiones a lo interno son tan fuertes y sus consecuencias tan drásticas; de una parte la tendencia proyanqui que tiene como centro de su programa la entrega de las riquezas del país al bloque imperialista de Estados Unidos/Unión Europea repitiendo esquemas del pasado, la otra tendencia se plantea renegociar la dependencia para pasar a subordinarse al bloque China/Rusia, que opta por salvaguardar sus intereses entregándose a las potencias imperialistas emergentes como forma de preservar sus riquezas mal habidas. Sin lugar a dudas existe otra opción: La opción verdaderamente popular, revolucionaria y antiimperialista que plantea una vía de desarrollo económico y político independiente, sustentada en el trabajo diario de un pueblo que en las actuales circunstancias desde pequeñas y medianas unidades de producción abastece a los barrios y comunidades con productos de todo tipo elaborados por las manos de quienes creemos en las premisas de que la verdadera liberación se logra sobre la base de la producción, y ésta la realizamos los trabajadores con nuestro sudor y esfuerzo diario en el campo y la ciudad. 

En esta tendencia Popular, Revolucionaria Y Antiimperialista sabemos que aún el proletariado no posee la organización y fuerza suficiente para colocarse a la cabeza de la confrontación, pero tenemos claro nuestro papel histórico de acumular fuerzas y preparar las condiciones para en el momento oportuno dar un paso adelante y consolidar la vanguardia de la lucha contra las potencias imperialistas y sus lacayos nativos, blancos, amarillos, negros o rojitos, comprendemos que el enemigo principal es el imperialismo norteamericano y que sus socios locales representan la derecha más extrema a la que no podemos dar ningún espacio.

Por ahora, como parte de la construcción de la vanguardia, corresponde al pueblo llano llevar en la espalda los sacrificios que exige la lucha revolucionaria, que solo ha mostrado sus primeros fulgores, y que se ve entorpecida por una pequeña burguesía vacilante y por funcionarios corruptos que con su desvergüenza hacen el juego al imperialismo y permiten que el pueblo sea avasallado por los capitalistas que ocultan las mercancías, sabotean la producción, especulan y se enriquecen con el hambre del pueblo, pero que no son tocados en su sacrosanta propiedad privada, mientras la inmoralidad natural del Estado burgués permite el cobro de vacunas y el chantaje permanente al pueblo conformado por obreros, campesinos y comuneros, mientras los grandes propietarios se mueven a sus anchas e incluso reciben los créditos y recursos del gobierno como premio por su acción explotadora y los regalos que dan a ciertos funcionarios traidores.

Esta situación ha generado en las bases populares un descontento que no lo frenan las dádivas y que solo la conciencia revolucionaria y patriótica permite que la oposición no se haga mayoría, porque este pueblo menospreciado, tildado de parásito y flojo por los burgueses, con sus obreros, campesinos y comuneros cada día en las más dolorosas y complicadas situaciones, donde el salario no alcanza para una comida diaria del propio obrero, sin dinero para el pasaje, con corrupción y chantaje de los funcionarios llamados a defenderle, con una inflación y especulación atroz, tiene claro que todo eso para las mayorías populares sería peor en un gobierno de la derecha proyanqui.

Esa conciencia política, la decisión de luchar hasta el final y combatir junto al pueblo en cualquier escenario son lo que sustenta la política de apoyo crítico que las mayorías populares hemos hecho nuestras: apoyar las cosas positivas, revolucionarias, favorables al pueblo y criticar las negativas, contra-revolucionarias que favorecen a los explotadores, sobre esta base nuestro movimiento, que cada día lucha en las calles levantando las banderas del socialismo científico y la revolución proletaria, ha considerado necesario apoyar en las próximas elecciones al Presidente Nicolás Maduro teniendo claro que cada día la situación política y económica seguirá profundizándose como consecuencia de la ofensiva imperialista y las políticas desacertadas de la pequeña burguesía, pero que bajo ningún concepto podemos entregar los espacios a la derecha, nuestra labor debe ser organizarnos de manera paciente y persistente para construir la gran fuerza que sobre la base de la unidad popular revolucionaria y antiimperialista pueda derrotar al imperialismo y sus expresiones locales construyendo el nuevo Estado; Obrero, Campesino y Comunal sobre la base de una alianza estratégica de los verdaderos productores, quienes con nuestras manos modificamos los objetos de la naturaleza para satisfacer necesidades humanos, echando a un lado a quienes viven del trabajo ajeno y viven en la opulencia mientras el que trabaja cada día apenas puede comer. 

10 Millones de Votos Contra el Imperialismo.

Descarga Voz Proletaria N° 113. Febrero 2018 en .pdf
Compartir:

0 Deja tus comentarios:

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".
Karl Marx

Editorial Voz Proletaria

Editorial Voz Proletaria N° 114, Marzo 2018

Como hemos venido insistiendo en múltiples eventos y documentos desde hace más de una década, y sin dudas cada día la realidad confirma ...

Lo más leído...

Archivo de Publicaciones

Inserta tu correo electrónico para recibir nuestro boletín de noticias

Voz Proletaria en Twitter

Voz Proletaria en Facebook

Síguenos en Google +

Seguidores en Google +