¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

martes, 10 de enero de 2017

Editorial Voz Proletaria 108: 2017 año de unidad, acuerdos y alianzas

Editorial de Voz Proletaria correspondiente a enero de 2017


La sociedad venezolana en general y los trabajadores en particular dejamos atrás un difícil año. El 2016 se caracterizó por una profundización del impacto de la crisis económica, social y política que golpeó los bolsillos de los más humildes y reportó escandalosas ganancias a los distintos bandos de la burguesía criolla. La especulación, la escasez y los pactos entre los grandes propietarios y la socialdemocracia reformista fueron evidentes para el pueblo trabajador, quien no vaciló en rechazarlos.

El sector obrero y comunitario así como los sectores rurales, soportaron durante los últimos años todo el peso de la crisis sobre sus espaldas, rechazando la ofensiva imperialista y, al mismo tiempo, el populismo de las falsas promesas de recuperación inmediata que siempre culminan en acuerdos entre los reaccionarios y los reformistas. Con el avance de la crisis, el pueblo organizado ha buscado alternativas económicas y políticas, algunas fracasadas y otras en avance, entre las que se ha venido fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista (UPRA).

En la UPRA se han venido agrupando diversas organizaciones combativas de distintas tendencias, desde marxistas leninistas, socialistas y patriotas democráticos que mantienen una posición crítica ante las políticas que van en detrimento de las mayorías. Se ha venido convirtiendo en la referencia de la verdadera lucha popular, dispuesta a transitar por las transformaciones democráticas y revolucionarias hasta las últimas consecuencias, sin pactar con el enemigo de clase.

Desde las diversas organizaciones que integran este Frente como el Partido Revolucionario del Trabajo, el Movimiento Gayones, Redes, organizaciones juveniles, de mujeres, federaciones obreras, comunitarias, de agro, etc., se hacen llamados a todos los revolucionarios honestos a sumar fuerzas para no dejar que el enemigo conquiste espacios. Asimismo, invitan a todas aquellas organizaciones de izquierda, pequeñas o grandes, a desarrollar a lo interno las respectivas políticas de unidad, acuerdos y alianzas, a nombrar comisiones especiales que se encarguen de establecer conversaciones con otras organizaciones de izquierda en pos de la unidad programática para realizar actividades en conjunto que permitan cohesionar las fuerzas revolucionarias. En ese sentido, nos unimos a la invitación a la III Convención Nacional de la Izquierda Revolucionaria a realizarse el próximo 28 de enero en Caracas.

El tablero del ajedrez político del 2017 ya está armado. Los revolucionarios venezolanos coincidimos en que este año será más difícil que el anterior en cuanto al impacto de la crisis. Las políticas defensivas del gobierno, con gran carga de improvisación y falta de coordinación no ofrecen ninguna garantía creíble para salir de la crisis en el mediano plazo, pues siguen centrando sus esperanzas en una milagrosa subida de los precios del petróleo o en la entrada de divisas a cambio de la entrega del Arco Minero del Orinoco a los imperialistas del bloque occidental (USA y la Unión Europea) y oriental (Rusia y China). 

Los revolucionarios sabemos que para salir de la crisis capitalista de superproducción relativa por la que atraviesa nuestra nación, la solución no es la aplicación de medidas capitalistas, ni menos aún la entrega de nuestros suelos y subsuelos a los imperialistas. Todo lo contrario, se trata de avanzar en las medidas revolucionarias antiimperialistas y en el desarrollo de la industria pesada y mediana, en la producción en la ciudad y el campo, la producción de nuestros alimentos y su procesamiento. De no realizarse esto, la conclusión más evidente es que la crisis este año se ahondará y los sufrimientos del pueblo serán más fuertes. Los revolucionarios, por tal razón, debemos organizarnos de manera independiente, al margen del reformismo y los pactos con la burguesía que pretenden algunos sectores reaccionarios dentro del gobierno, al mismo tiempo debemos apoyar todas las iniciativas provenientes de los sectores verdaderamente revolucionarios.

Ni la burguesía ni la derecha resolverán la crisis a favor de las mayorías, aún cuando en sus discursos se muestran como los salvadores del pueblo, sabemos que de lo que se trata es de una gran demagogia y populismo que aumentará en la medida que se acerque la campaña para las próximas elecciones.

El llamado es a fortalecer las diversas organizaciones revolucionarias, a elevar el nivel de conciencia de clase porque la verdadera salida a la crisis es la unidad popular, la organización consciente del pueblo, particularmente de la clase obrera, los sectores campesinos y comunitarios para enfrentar los difíciles momentos que se aproximan.

Por último, recordamos que este año 2017, se conmemorará el centenario de la Revolución Bolchevique de Rusia, evento que cambió la historia de la humanidad y marcó el camino para el triunfo del socialismo. El deber de todos los revolucionarios es evocar esos acontecimientos y emular la heroica gesta de los revolucionarios rusos dirigidos por grandes líderes como Lenin, Dzerzhninski, Sverlov y Stalin.

Voz Proletaria

Caracas, enero de 2017.

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".