¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

sábado, 29 de octubre de 2016

14 motores de una economía capitalista-dependiente

➤ ¿Los 14 motores de la economía anunciados por el presidente de la República, Nicolás Maduro son de orientación socialista o reorientan la dependencia?

Debe reconocerse el ejemplar funcionamiento que ha tenido el sexto motor correspondiente
a la construcción de viviendas e infraestructura civil

En una nación que cuente con una economía de tipo capitalista y como agregado, dependiente del imperialismo, no existirán las posibilidades de un desarrollo soberano

Caracas, octubre 2016. Voz Proletaria.- A mediados de enero del presente año 2016, el presidente Maduro anunció la puesta en marcha de 14 motores de la economía productiva. Este plan, cuyo objetivo fue concebido para combatir la crisis a la cual el gobierno denomina “guerra económica”, persiguen también “defender los derechos del pueblo”.

El orden de estos “motores” es el siguiente: 1.- Motor de hidrocarburos; 2.- Petroquímica; 3.- Agroalimentario; 4.- Minería; 5.- Telecomunicaciones e Informática; 6.- Construcción; 7.- Industria Militar; 8.- Turismo; 9.- Industria; 10.- Motor forestal; 11.- Motor farmacéutico; 12.- Banca, finanzas y seguros; 13.- Economía comunal y social y 14.- Exportaciones y nuevas fuentes de divisas.

Desde el punto de vista teórico, esta planificación podría calificarse de muy buena, ya que en ella se expresan las acciones más importantes y básicas para la construcción de una economía fuerte y soberana. Sin embargo, las trabas del Estado burgués venezolano y su desfasado basamento jurídico hacen que el plan de los 14 motores no tenga previsto tener un éxito real en la construcción de una economía socialista.

No nos vamos a referir a todos y cada uno de los motores por razones de espacio, pero sí vamos a mencionar algunos.

En el caso de lo que al juicio marxista puede considerarse el más importante, es decir, el motor número 9: industria, podemos notar que la Constitución de la República, dentro de sus limitaciones defiende y protege la propiedad privada sobre los medios de producción, lo que se perfila como la primera traba para el desarrollo de la industria pesada y, en consecuencia el estancamiento a la hora de romper con las mono producción y la dependencia de la importación de productos industriales. Haría falta declarar ilegal la propiedad privada sobre los sectores estratégicos de producción para que este motor funcione.

En motor número seis, el de la construcción, es un ejemplo de que algunos de estos motores económicos pueden funcionar bajo el actual marco burgués. Los éxitos que ha tenido por ejemplo el programa llamado Gran Misión Vivienda Venezuela son colosales y de gran beneficio para la población más humilde.

En líneas generales, podemos decir que este ambicioso plan, lamentablemente se quedará en el papel en la mayoría de sus puntos, ya que mientras nuestra nación posea una economía de tipo capitalista y como agregado, dependiente del imperialismo, no existirán las posibilidades de un desarrollo soberano, pues esto estará reñido con los intereses que los grandes bloques imperialistas tienen en los recursos naturales de nuestro país. Sólo la revolución proletaria es garantía de desarrollo soberano. 
Extraído del Voz Proletaria Nro. 106

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".