¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

lunes, 25 de abril de 2016

"No hay tiempo para vacilar" Corriente Sindical Marxista Leninista

La Empresa de Producción Social, Directa y Comunal Proletarios Uníos -antigua Brahma- fue sede del II encuentro de la Corriente Sindical Marxista Leninista



Barquisimeto, abril 2016. Voz Proletaria.- Reproducimos el comunicado de la Corriente Sindical Marxista Leninista escrito con motivo a su Segundo Encuentro Nacional realizado en la sede de la EPSDC "Proletarios Uníos" el pasado sábado 25 de abril.

Comunicado

No hay tiempo para vacilar

Camaradas trabajadores, cada día es más evidente que el actual estado de cosas; (hambre, desempleo, escasez de alimentos, condiciones precarias de trabajo, carestía de la vida, especulación desmedida, inseguridad, etc.) no será resuelta por los capitalistas, porque son ellos los responsables de esta situación: Fedecamaras, Concecomercio, Fedenagas, Venamcham y sus socios pequeñoburgueses. Este estado de precariedad, sólo será resuelto por los obreros revolucionarios, por el proletariado. Y para que esto sea posible, la clase obrera, junto a los campesinos y comunidades organizadas debemos asumir el papel dirigente principal en la conducción del Gobierno, en la dirección del Estado, y para que esto ocurra, es necesario que se haga una verdadera revolución, abandonando la ingenuidad política y saliendo a luchar contra los enemigos reales del pueblo. 

Marx y Engels nos indicaban con precisión, que los obreros no podemos limitarnos simplemente a tomar posesión de la máquina del Estado tal y como está y servirnos de ella. Que tenemos que tomar el poder político del Estado para desde ahí, trasformar todo el régimen económico, político y social hoy en manos de la burguesía y sus socios. Para trasformar ese estado de miseria que nos oprime. Marx nos dice: “El Gobierno del Estado moderno no es más que una junta que administra los negocios comunes de toda la clase burguesa”. El gobierno, es hoy, en tal medida cómplice en la opresión y la miseria en que nos encontramos, y para salir de este caos, solo se puede confiar en el Movimiento Obrero Revolucionario, la clase obrera, los Campesinos y las Comunas, son los únicos preparados, para derribar y destruir este sistema explotador, a la vez que realizaremos una construcción heroica, colectiva, con esfuerzo y trabajo creador. 

El gobierno por muy buenas intenciones que pudiera tener, solo sirve de árbitro, de freno en la lucha de clases, y siempre optará, aunque diga lo contrario, por preservar los intereses de la gran burguesía. 

No vamos a salir de la actual situación, de crisis económica, social y política sino realizamos en la práctica los ajustes en la acción política, nuestro país no solo es regido por un Estado capitalista, sino que está amarrado a los designios de los intereses imperialistas. Es necesario y urgente que los trabajadores, los obreros, juntos a los campesinos, las organizaciones comunales, colectivos y movimientos, nos pongamos a la ofensiva, tomando y poniendo en marcha las fábricas abandonadas, ubicándolas e identificándolas por el nivel estratégico, no es posible seguir postergando nuestra acción política creyendo en una banda de burócratas pequeñoburgueses, que conscientes o no, con buenas o malas intenciones, hacen el juego al descalabro de la economía, favoreciendo a los enemigos de clase. 

La burguesía y la pequeña burguesía en el gobierno están pactando las condiciones, para un retorno de esta al poder. Echando por tierra las conquistas democráticas y políticas. Los millonarios cada día se hacen más millonarios, mientras el pueblo trabajador ve desvanecerse ante sus ojos, su trabajo, su esfuerzo y bienestar. La burguesía no perdonará el solo hecho de habernos atrevido a encararla y reclamar nuestros derechos, por eso vemos, como su “justicia” arremete contra los obreros, contra las masas trabajadoras, contra las empresas bajo su control, contra los comuneros como recientemente en Carora, la burguesía grita ¡No a las expropiaciones! Cuando lo verdaderos expropiadores siempre han sido ellos, sumiéndonos por siglos en un estado de miseria y carencias de todo tipo, siendo nosotros los trabajadores los verdaderos productores de riqueza con nuestro trabajo, los cuales no tenemos ninguna garantía en materia de salud, servicio, educación, vivienda, en este sistema capitalista. 

Debemos avanzar sin vacilación, prepararnos para radicalizar la lucha en todos los terrenos, y acceder a nuevos espacios de poder, impulsar la lucha revolucionaria, elaborar un programa mínimo de acción, unitario, que tenga como objetivo crear la nuevas y revolucionarias forma de gestión, Que nos permita atacar y por otra parte frenar los avances de la derecha fascista y criminal. No hay tiempo para la vacilación. 

Corriente Sindical Marxista Leninista.

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".