¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

miércoles, 30 de marzo de 2016

Informe muestra torturas y violación de Derechos Humanos por parte de la CIA

Aunque se ha determinado la identidad de algunos de los detenidos el rotativo no ha publicado las fotografías, ni incluso sus nombres para preservar su seguridad


Caracas, marzo 2016. Voz Proletaria.- La Agencia Central de Inteligencia (CIA, en inglés) de EE.UU. tomaba fotos desnudos a los sospechosos de terrorismo detenidos, fuera del marco legal convencional, antes de enviarlos a cárceles clandestinas en otros países.

El diario británico The Guardian que tiene acceso a varias de estas fotografías ha revelado la noticia en un informe publicado este lunes, en el que indica cómo los agentes de la CIA documentaban el estado físico de los detenidos antes de su entrega a países “amigos”, donde eran sometidos a los interrogatorios y torturas.

La medida, considerada por algunos activistas pro derechos humanos como un “crimen de guerra” o un caso de “humillación sexual” de los detenidos, tenía como objetivo evitar posibles consecuencias legales y políticas del “maltrato brutal” perpetrado por los servicios secretos de los países aliados de EE.UU.

Según el documento, en las fotos a los que tuvo acceso el diario británico se puede ver a los detenidos desnudos, la mayoría de ellos hombres. Aunque se ha determinado la identidad de algunos de los detenidos el rotativo no ha publicado las fotografías, ni incluso sus nombres para preservar su seguridad.

En algunas de las imágenes aparecían personas detenidas por la CIA con los ojos vendados, amarrados y con evidentes marcas de golpes en el cuerpo. También, en varias fotografías se identificaron a algunos de los agentes que participaron en los procedimientos.

Aunque se desconoce el número exacto de individuos que pasaron por las cárceles secretas de la CIA en otros países, se sabe que serían al menos 50, según el informe.

El Derecho Internacional Humanitario y las Convenciones de Ginebra prohíben fotografiar a los prisioneros salvo en circunstancias muy concretas e instan a evitar cualquier tipo de amenaza a su dignidad.

Citado por el diario británico, el director médico de Physicians for Human Rights, Vincent Iacopino, ha asegurado que tomar fotos desnudos a los detenidos sin duda es una forma de “humillación sexual”, y una clara agresión sexual a los individuos.

Asimismo, para el experto en derechos de los detenidos e investigador de la Iniciativa Humanitaria Harvard Nathaniel Raymond esa práctica de la CIA “puede suponer en ciertos casos una violación de las leyes de la guerra, incluidas las Convenciones de Ginebra”.

El informe recuerda una investigación hecha en 2014 por el Senado estadounidense sobre la actividad de la CIA en cuanto a detenidos. Aunque ese documento incluía principalmente los casos de los interrogatorios realizados por la propia CIA y no de los que los sospechosos eran entregados a los servicios secretos de otros países, revelaba los maltratos y torturas brutales realizados por los agentes de la CIA contra los detenidos durante la administración del expresidente estadounidense George W. Bush.

El informe del Senado revelaba que la CIA desnudaba “rutinariamente” a los sospechosos en conjunción con otras técnicas consideradas tortura como encadenamientos o frío, amenazas con la muerte a los detenidos o sus familiares, el ahogamiento simulado, y la privación del sueño, entre otras prácticas violentas.

El documento del Senado corroboraba que al menos 119 presos, encadenados a las paredes de sus celdas, fueron interrogados durante meses en los “sitios negros” conocidos como Cobalt, donde no se veía nunca la luz.

Aunque la CIA alegaba que gracias a sus violentas torturas había recogido importantes informaciones que pudieron salvar la vida de miles de ciudadanos estadounidenses, el informe del Senado revelaba que las torturas no conllevaron a la CIA a conseguir datos fundamentales para preservar la seguridad nacional de EE.UU.

El sistemático programa de torturas de la CIA revelado en los últimos años generó fuertes críticas e ira en todo el mundo, y sobre todo entre las organizaciones pro derechos humanos.

En junio de 2015, Amnistía Internacional (AI), el Observatorio de los Derechos Humanos (HRW, por sus siglas en inglés) y la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) enviaron una misiva a la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, en la que le urgieron investigar el programa de torturas de la CIA.

LibreRed | HispanTV

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".