¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

viernes, 9 de octubre de 2015

Formación: La lucha de la clase obrera por la elevación del salario


Caracas, octubre 2015. Voz Proletaria.- El nivel de los salarios se establece en todos los países sobre la base de la ley del valor de la fuerza de trabajo, como resultado de una enconada lucha de clases entre el proletariado y la burguesía.

Las fluctuaciones del salario con respecto al valor de la fuerza de trabajo tienen sus límites.

El límite mismo del salario bajo el capitalismo lo determinan condiciones puramente físicas: el obrero necesita disponer de los medios de sustento absolutamente indispensables para vivir y reponer su fuerza de trabajo. "Si el precio de la fuerza de trabajo es inferior a este mínimo, descenderá por debajo de su valor, ya que en estas condiciones sólo podrá mantenerse y desarrollarse de un modo raquítico." (Marx).

Cuando el salario desciende por debajo de ese límite, se produce un desgaste acelerado de la fuerza de trabajo, como consecuencia del cual se reduce la duración de la vida, se reduce la natalidad y aumenta el grado de mortalidad entre la población obrera.

En su avidez de incrementar las ganancias, los capitalistas pugnan constantemente por reducir el salario hasta su límite físico, al paso que los obrero luchan contra la baja del salario y por su elevación, por el establecimiento de un salario mínimo garantizado, la implantación de un sistema de seguros sociales y la reducción de la jornada de trabajo. En esta lucha, la clase obrera se enfrenta a la clase capitalista en su conjunto y al Estado burgués. El nivel del salario en cada período concreto se determina, partiendo del valor de la fuerza de trabajo, por la correlación entre las fuerzas de clase del proletariado y la burguesía.

La lucha tenaz de la clase obrera por la elevación de los salarios comenzó en el momento mismo de aparecer el capitalismo industrial. Se desplegó primeramente en Inglaterra, y más tarde en los demás países capitalistas y en las colonias.

Al irse plasmando el proletariado como clase, los obreros se agruparon en asociaciones sindicales, para poder librar con éxito la lucha económica. Como resultado de esto, los patronos tienen ante sí, no a cada proletario por separado, sino a toda la organización en su conjunto. Con el desarrollo de la lucha de clases, al lado de las organizaciones profesionales de carácter local y nacional surgieron federaciones sindicales internacionales. Los sindicatos son la escuela de lucha de clases para las grandes masas obreras.

Los capitalistas, por su parte se agrupan en asociaciones patronales. Compran a los dirigentes corrompidos de los sindicatos reaccionarios, organizan el esquirolaje, siembran la división en las organizaciones obreras y utilizan, para aplastar al movimiento obrero, la policía, las tropas, los tribunales de justicia y las cárceles.

Uno de los medios más eficaces de lucha de los obreros por la elevación de los salarios, la reducción de la jornada y el mejoramiento de las condiciones de trabajo bajo el capitalismo, es la huelga. Al agudizarse las contradicciones de clase y elevarse el grado de organización del movimiento proletario, la lucha huelguística va abarcando, en los países capitalistas y coloniales, a muchos millones de obreros. Cuando éstos, en la lucha contra el capital, dan pruebas de tenacidad y decisión, las huelgas obligan a los capitalistas a aceptar las condiciones de los huelguistas.

Sólo como resultado de la lucha incansable de la clase obrera por sus intereses vitales se ven los Estados burgueses obligados a dictar leyes sobre el salario mínimo, sobre la reducción de la jornada de trabajo y sobre la limitación del trabajo infantil.

La lucha de clase del proletariado por elevar su nivel de vida encierra gran importancia. Los sindicatos, bajo una dirección acertada y firme de clase, oponen una resistencia eficaz a los patronos. La lucha de la clase obrera puede impedir la rebaja de salarios o conseguir su aumento, en un determinado período. La lucha de la clase obrera es un poderoso factor, capaz de contrarrestar la tendencia a la baja del nivel medio del salario.

Pero, aun siendo esto así, la lucha económica de la clase obrera no puede abolir las leyes del capitalismo, entre las que figura la ley del valor de la fuerza de trabajo, no puede acabar con el sistema capitalista de esclavización de los trabajadores y liberar a los obreros de la explotación y la miseria.

Sin dejar de reconocer la gran importancia de la lucha económica de la clase obrera contra la burguesía, el marxismo leninismo enseña que esta lucha va dirigida solamente contra los efectos del capitalismo, y no contra la causa radical de la situación de opresión y de miseria en que se encuentra el proletariado. Esta causa radical es el propio modo capitalista de producción.

La clase obrera sólo puede destruir el sistema de la esclavitud asalariada, fuente de su opresión económica y política, mediante la lucha política revolucionaria.

Extraído del Manual de Economía Política de la URSS.

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".