¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

lunes, 27 de julio de 2015

Aumenta en un 4% las personas sin vivienda en Francia

Caracas, julio 2015. Voz Proletaria.- La cifra de personas sin hogar que demandó alojamiento aumentó en Francia un 4 por ciento en 2014 con relación a 2012, mostró un informe especializado.

Las mujeres y los niños crecieron en esos registros, según el barómetro del 115, número telefónico de urgencia destinado a los aquí llamado Sin Domicilio Fijo (SDF).

Sin embargo, cerca de la mitad de los demandantes no recibieron alojamiento. La información divulgada señaló además que desde el inicio del mandato del presidente François Hollande, en 2012, se observa una degradación de la situación de las personas que viven en dichas condiciones.

Investigaciones realizadas coinciden en las dificultades en el sector de la vivienda, las cuales golpean unas 10 millones de personas en este país donde aumentan los SDF.

Un estudio elaborado por la Fundación Abbé Pierre, remarcó que 3,5 millones viven en las peores condiciones (sin domicilio, campamentos, refugios improvisados, en sitios insalubres o en condiciones de alojamiento muy difíciles).

La crisis perjudica violentamente a las familias y cada vez deja más gente en las calles, al tiempo que las expulsiones persisten.

La pesquisa mostró que la situación se agravó para los más excluidos; el número de SDF aumentó 50 por ciento en los últimos 10 años. Además de las familias, cada vez hay más jóvenes, solicitantes de asilo y pacientes psiquiátricos en las calles.

“Los dispositivos de asistencia ya no son apropiados y están congestionados”, expresa Manuel Domergue, Director de Estudios de la Fundación.

Unos 1,8 millones de hogares están a la espera de alojamiento social, mientras que alrededor de 450 mil se conceden cada año.

PL

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".