¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

martes, 28 de abril de 2015

EE.UU.: toque de queda, represión y estado de excepción en Baltimore por protestas

Brutal represión contra manifestantes
Caracas, abril 2015. Voz Proletaria.- En la ciudad de Baltimore en Estados Unidos, continúa la jornada de disturbios, después de que las protestas por la muerte de un joven negro se volvieran violentas como resultado de la fuerte represión policial a que fueron sometidas.

Docenas de detenidos y heridos ha dejado la violencia policial contra los manifestantes, que han sido golpeados con brutalidad por los cuerpos de "seguridad". 15 policías han resultado heridos con lesiones leves.

Los brutal represión comenzó en la tarde del lunes, seguidamente se produjeron enfrentamientos entre la policía y los manifestantes que protestan por el asesinato del joven Freddie Gray, de 25 años, luego de ser detenido por la policía el pasado 19 de abril.

Según la policía, los manifestantes les lanzaron piedras, ladrillos y botellas y los agentes respondieron con gases lacrimógenos y gas pimienta. En realidad, las protestas pacíficas fueron atacadas por los cuerpos policiales racistas y los manifestantes respondieron.

La televisión muestra imágenes aéreas de comercios saqueados, así como de una residencia de ancianos y autos en llamas, entre ellos al menos uno policial.

En algunas calles que, según los medios, están fuera del control policial, se pueden ver hogueras.

La Guardia Nacional de Maryland fue desplegada después de que las autoridades declararan el estado de emergencia por las protestas y la alcaldesa anunció un toque de queda en la ciudad desde el martes y durante una semana. Por lo que se espera una ola de represión y encarcelamientos en contra de la población civil de esa ciudad norteamericana.

La fiscal general Loretta Lynch dijo que el Departamento de Justicia ofrecería a la ciudad toda la asistencia necesaria para acabar con la violencia. En tal sentido, se procedió a dar la orden de militarizar las calles con el ejército.

Según algunos funcionarios, los disturbios son los peores que ocurren en la ciudad desde el día después del asesinato de Martin Luther King en 1968.

Toque de queda

La alcaldesa de la ciudad, Stephanie Rawlings-Blake, anunció que impondrá el toque de queda en Baltimore entre las 10.00 de la noche del martes y hasta las 5 de la mañana, hora local.

"Este toque de queda preliminar durará una semana y será extendido si es necesario", afirmó Rawlings-Blake, quien afirmó que hay "matones" que están incitando a la violencia para sembrar el caos en la ciudad.

La protesta de este lunes es la más violenta tras días de manifestaciones y se produjo después del funeral de Gray.


Criminalización de la protesta

Un comunicado emitido por la policía dijo que la Unidad de Inteligencia Criminal había averiguado que miembros de varias bandas se habían unido para atacar a la policía.

La policía de Baltimore dijo que menores de edad están participando en la protesta y están pidiendo a los padres que busquen a sus hijos y los lleven a sus casas.

La violencia "no refleja el espíritu de este movimiento", dijo a la televisión estadounidense el pastor Jamal Bryant, uno de los promotores de las marchas en los últimos días.

Dijo que miembros de su iglesia están en la zona pidiendo a los manifestantes que vuelvan a sus casas.

"Estos no son manifestantes, son individuos sin ley", dijo el capitán Eric Kowalczyk a la cadena CNN.

El asesinato, el racismo y la represión contra el pueblo son actos que generan una respuesta violenta de las masas como forma de defensa ante la violación de los derechos humanos. Luego que el pueblo responde a la violencia, son criminalizados por los medios, la religión y el Estado.

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".