¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

jueves, 12 de febrero de 2015

A un año del plan golpista que dejó 43 venezolanos muertos

Terrorista con arma larga en guarimbas
Caracas, febrero 2015. Voz Proletaria.- Este 12 de febrero se cumple un año de la fatídica convocatoria denominada La Salida, un plan golpista activado por la extrema derecha venezolana que tenía como único objetivo socavar la paz y el orden democrático de Venezuela.

A un año de las acciones terroristas, los sectores de la ultraderecha del país no se responsabilizan por los asesinatos causados por la convocatoria a la violencia que promovieron como parte de un plan para desetabilizar al país.

Este plan golpista dejó un saldo de 43 personas asesinadas, 33 de las cuales eran civiles y 10 funcionarios de cuerpos policiales y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana; y 878 lesionados (600 civiles y 278 efectivos). Además, dejaron daños materiales y económicos a la nación. El país perdió 10.000 millones de dólares a causa de las guarimbas.

El plan, financiado y dirigido por el Gobierno de Estados Unidos y fundamentado en acciones callejeras, fue promovido por María Machado, Leopoldo López, y los exalcaldes de San Cristóbal (Táchira) y San Diego (Carabobo), Daniel Caballos y Vicencio Scarano, respectivamente, entre otros.

"Vamos a prender las calles de Venezuela", dijo en aquella ocasión Machado cuando, el 2 de febrero de 2014, presentó el plan, junto a López. Ambos, de forma pública y notoria a través de los medios comerciales, fomentaron la violencia, la zozobra y el caos contra la estabilidad democrática del país.

El plan se extendió por cuatro meses y medio. Las guarimbas se convirtieron en reductos violentos, que le sirvieron a la ultraderecha como escenarios de vandalismo, robos, acciones fascistas y asesinatos.

De las 43 personas que murieron por estos hechos, 29 cayeron tras recibir disparos de armas de fuego.
Otros por trampas mortales en las vías públicas ( guayas para degollar a motorizados) o por intentar eludir, impedir o retirar cercos montados con cauchos y basura quemada, escombros, trastos, muebles inservibles o árboles talados en diferentes avenidas y calles; y otros por ayudar a compañeros en peligro o heridos.

Plan del odio

El capitán Ramzor Ernesto Bracho Bracho fue uno de los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana asesinado cuando intentaba salvar a un sargento que se estaba desangrando, tras recibir dos disparos proveniente de un grupo terrorista de "La Salida" que operaba en las cercanías de la avenida Feo La Cruz, Mañongo, en el municipio Naguanagua en el estado Carabobo.

Los últimos 12 años de su vida los dedicó a prestar servicio en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Pero, un mes después de haber comenzado la ola de violencia, perdió la vida, justo un día antes de cumplir tres meses de casado por el civil con la teniente Yendry Velásquez.

"Fue el peor día de mi vida. Unos días antes estaba escogiéndole ropa y ese día (12 de marzo de 2014) me tocó escogerle un ataúd", cuenta la teniente Velásquez, quien al recordar lo ocurrido con su esposo se le quiebra la voz.

"Nunca me imaginé que mi felicidad se me iba a ir así de las manos. Que iba a ser tan fugaz y de golpe". Ramzor y Velásquez tenían planificado celebrar su matrimonio eclesiástico para el 18 mes de julio siguiente. Fue un evento que no fue celebrado y un vestido blanco que nunca se estrenó.

"Es bastantes difícil. Es muy crudo llegar a casa y que él no esté o no recibir esa llamada cada mañana".

Convocatoria de irrespeto

Para este 12 de febrero sectores de la ultraderecha tenían planeado una movilización a la que denominaron Marcha por nuestro héroes. Contradictoriamente, es auspiciada por quienes hace una año llamaron a quemar las calles, a agredir a las personas y destrozar fachadas de instituciones pública sy privadas.

En un comunicado, los promotores del plan violento, entre ellos Machado y López, no hacen mención a los asesinados ni a las familiares de las víctimas de las guarimbas que ellos mismos auparon hace un año. Solamente atinaron a decir que en esos meses de mucha violencia "la respuesta del pueblo fue formidable".

La viuda del capitán Bracho Bracho señaló que esta es una convocatoria de irrespeto a la memoria de quienes, como su esposo, cayeron defendiendo el derecho del pueblo a vivir en paz. "Gracias a esa idea que tuvieron de violentar la tranquilidad de nuestro país, está mi familia inconclusa y 42 familias más. Es lamentable que celebren la 'marcha de los caídos'.

Yendry, así como otras víctimas de las llamadas guarimbas, están conscientes que esas muertes buscaban que el pueblo se llenara de odio y se sumara al espiral de violencia que propone la derecha como forma de "hacer política". Pero ni pudieron ni podrán con la voluntad de paz de la mayoría del pueblo. "Nuestro llamados es al respeto y a la justicia. La paz es la vía", ratifica Yendry.
 
Autora: Gissel Molina/AVN

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".