¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

miércoles, 8 de octubre de 2014

Editorial Voz Proletaria N° 93 (año 22, octubre 2014)

El ambiente se caldea, las contradicciones se agudizan y los choques se aproximan

Caracas, octubre 2014. Voz Proletaria, VP.- Los azotes de la crisis general del sistema capitalista y de sus crisis cíclicas van irrumpiendo en Venezuela a paso galopante. La baja en el ingreso de divisas por venta de petróleo hace que una crisis tremenda proyecte su sombra sobre nuestra nación. Al mismo tiempo, vemos a una burguesía en ofensiva en un bando y en la acera de enfrente un gobierno bolivariano, que no se atreve a tomar decisiones radicales que permitan superar esta situación.

Esta lucha enconada en las “altas esferas políticas” por llamarlas de alguna manera, entre el gobierno bolivariano y la derecha reaccionaria, se desarrollan al mismo tiempo que entre el proletariado se sienten considerablemente los estragos de la crisis.

La situación económica de crisis capitalista, unida al saboteo, acaparamiento, contrabando de extracción y toda clase de pillaje, se juntan en un momento decisivo que permite a la burguesía ir al ataque permanente y, en condiciones ventajosas, golpear a las mayorías populares y asesinar dirigentes, mientras el gobierno es obligado a ceder a las exigencias de la burguesía financiera, comercial y terrateniente. Tenemos el caso detestable de la puesta en libertad del terrorista Simonovis.

Mientras el proceso bolivariano está contra las cuerdas, la población está siendo sometida a una desenfrenada campaña mediática, donde todas las consecuencias de los actos criminales premeditados de la burguesía, son achacadas al gobierno. No conformes, la maquinaria mediática CNN y otros medios internacionales y nacionales, desatan campañas de terror sobre “pandemias de virus mortales”. Esta campaña, unida a la escasez de medicinas, busca generalizar el pánico y crear una situación de caos, que sería una situación ventajosa para la derecha para las elecciones a la Asamblea Nacional el año próximo.

Las acciones en el marco legal burgués ya empiezan a agotarse para el proceso bolivariano. Ahora resta por parte del proletariado, los sectores revolucionarios y oprimidos, fortalecer las estructuras de los consejos comunales, obreros, campesinos, las milicias populares, colectivos, organizaciones sociales en la unificación a través del Frente Popular, organizado a nivel nacional por medio de la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista, consolidar la conciencia de clase y la formación política, es decir trabajar intensamente para fortalecer las bases de un nuevo Estado, que consiste, como dice el folleto Venezuela en el ojo del huracán: en “promover la figura del Consejo del poder popular parroquial, municipal, estadal y el Consejo del poder Popular Nacional” que en fin de cuentas, serán el Estado revolucionario que sustituirá el decadente Estado burgués y harán avanzar el proceso revolucionario por el verdadero camino del socialismo científico.

Debemos trabajar sin descanso por fortalecer el aspecto organizativo de estas estructuras de los consejos del poder popular parroquial, municipal, estadal y nacional, que sustituirán a las alcaldías, gobernaciones y al poder central, símbolos de corrupción, burocracia, holgazanería y parasitismo pequeñoburgués, por un nuevo tipo de democracia para las masas, verdaderamente revolucionaria, donde el pueblo humilde arranque de las manos de los ricos la administración de los medios de producción, los tribunales, la educación, las ciencias, las artes, la economía, la tierra, la banca, etc., para ponerlas al servicio de las inmensas mayorías.

Pero, para llegar a esa etapa, hay que prepararse para los embates de la burguesía y la derecha, que no se va a quedar de brazos cruzados mientras el pueblo derroca su poder explotador. La derecha hará todo lo que esté a su alcance, sin detenerse en muertes masacres y terrorismo. El violento asesinato del diputado Robert Serra es sólo un mensaje de hasta dónde son capaces de llegar y éste asesinato no será el último ni el más sangriento contra dirigentes revolucionarios. Estamos llegando a una etapa donde las contradicciones harán estallar choques inevitables de clases. Donde los explotados tenemos dos posibles destinos: la libertad o la fosa común. La victoria depende de los niveles de organización y unidad que construyamos en estos momentos decisivos, por esto llamamos a todos los revolucionarios a fortalecer las iniciativas de unidad como la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista (UPRA).

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".