¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

lunes, 28 de julio de 2014

Vinotinto clasifica por quinta vez en su historia a la final del Suramericano de Baloncesto

Caracas, julio 2014. Voz Proletaria, VP.- La selección venezolana de baloncesto derrotó este domingo a Brasil, 66-65, y clasificó por quinta vez en su historia al Campeonato Suramericano de Naciones, que este año se disputa en el gimnasio Ciudad de La Asunción, ubicado en la isla de Margarita, estado Nueva Esparta.

Con el triunfo Venezuela aseguró uno de los tres boletos que otorga el torneo a los Juegos Panamericanos, que se llevarán a cabo en Toronto, Canadá, el próximo año.

En los primeros minutos se impuso el juego defensivo de ambas escuadras. Brasil comenzó mejor en ataque y se puso ventaja por cinco puntos. Greivis Vásquez inauguró el marcador por los criollos.

Luego Venezuela comenzó a rotar el balón para buscar espacios y David Cubillán, sin marca, anotó desde la línea de tres para acercarse en el escore.

El técnico del seleccionado venezolano, Néstor García, movió su banca y cambió a Miguel Marriaga por Néstor Colmenares para buscar volumen ofensivo y lo consiguió. La vinotinto mejoró su juego colectivo y se fue arriba por un punto, 16-15, con una canasta de Heissler Guillent justo antes de culminar el cuarto.

En el segundo parcial continuó la tónica: defensa dura y mucho contacto, aunque con pocas faltas. Ese tiempo culminó a favor de Venezuela por dos unidades, 28-26.

José Vargas fue el mejor en la primera mitad por el combinado patrio con seis puntos.

La canarinha arrancó mejor en el tercer periodo y llegó a estar arriba por 10 puntos de diferencia, pero la vinotinto reaccionó a partir, nuevamente, de un tiro de larga distancia de Guillent.

Heissler, quien anotó 10 unidades en ese cuarto, cargó con la ofensiva venezolana para recortar la ventaja a cinco, 50-55.

En el cierre del encuentro Venezuela cerró bien los espacios, aumentó su volumen ofensivo y empezó a recortar la distancia de la mano de Windi Graterol con ocho puntos y Néstor Colmenares con cuatro. Brasil intensificaba su labor en defensa, pero los criollos encontraban espacios con el extra pase.

En los minutos finales Guillent, de tiro libre, sentenció el encuentro para Venezuela, 66-65.

"Estaba en buen ritmo y con confianza. Yo estaba seguro de mi juego y sabía que podía salir de creador o para anotar y gracias a Dios todo fluyó", expresó Guillent, en rueda de prensa luego del juego.

"Estamos felices de alcanzar la final", agregó el criollo, que fue el mejor jugador de la vinotinto con 15 puntos, cuatro asistencias y cuatro rebotes.

Raulzinho Neto destacó por Brasil con 15 unidades, dos rebotes y tres asistencias.

El quinteto abridor de Venezuela estuvo conformado por David Cubillán, Greivis Vásquez, José Vargas, Luis Bethelmy y Miguel Marriaga. Por Brasil saltaron al tabloncillo Rafael Luz, Raulzinho Neto, Jefferson Da Silva, Rafael Hettsheimer y Mineiro De Souza.

Con el resultado la vinotinto buscará el título ante Argentina este lunes a las 8:00 de la noche, la misma final que se jugó en el Suramericano 2012 en suelo argentino.

La última vez que Venezuela se coronó en el torneo fue hace 23 años en Valencia, estado Carabobo.

Los subcampeonatos los logró en 1987 (Asunción, Paraguay), 1997 (Maracaibo, Venezuela) y 2012 (Resistencia, Argentina).

Brasil, por su parte, peleará por el tercer lugar y el otro cupo a los Panamericanos con Uruguay a las 5:30 de la tarde.

Venezuela clasificó como líder del grupo B con tres victorias al hilo ante Perú, 86-49, Chile, 75-55, y Uruguay, 67-63.

En tanto, Brasil avanzó segundo del grupo A tras vencer a Paraguay, 73-56, y Ecuador, 106-54, y perder ante Argentina, 64-59.

El viernes pasado quedaron definidos los cuatros clasificados al Preolímpico 2015: Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela.

AVN

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".