¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

viernes, 30 de mayo de 2014

Mov. Gayones: Aplastar a los reaccionarios, es hacer revolución

Caracas, mayo de 2014. Voz Proletaria.- Publicamos a nuestros camaradas lectores la postura oficial de la organización revolucionaria y marxista Movimiento Gayones, que rechazan las acciones golpistas que adelantan los sectores más reaccionarios y atrasados de la derecha venezolana, quienes, financiados por el imperialismo norteamericano se sienten "en su momento para eliminar al presidente y tomar el poder".Comunicado:

La burguesía nacional, fascista y reaccionaria, prepara una nueva y definitiva ofensiva golpista en este mes de Junio, la develaciones de un nuevo y sangriento plan terrorista, orquestado desde el Departamento de Estado de los Estados Unidos y la Agencia Central de Inteligencia, con la adhesión de todos los partidos de derechas, y con todas las fuerzas oscurantistas del planeta, que se prepararan para dar el zarpazo final a nuestro proyecto nacional bolivariano, proceso encaminado por nuestro comándate Hugo Chávez en su momento, y que cuenta con todo el respaldo de las fuerzas de la izquierda, aquí y más allá de nuestra fronteras.

Debemos recordar que la táctica de Estados Unidos para derrocar gobiernos incomodos a sus políticas y a sus intereses de gran potencia, es el sabotaje, el terrorismo, los bloqueos económicos, las campañas sucias de guerra psicológicas, el empleo de mercenarios y sicarios, el financiamientos a contras y paracos, a Ongs, partidos opositores, medios de comunicación, infiltración y compras de funcionarios y militares traidores, etc. Todo esto, está en pleno desarrollo en nuestro país, ejemplos de conspiraciones sobran en américa latina como en; Chile, Cuba, Nicaragua, el Salvador, Isla Grenada, tal vez de menos magnitud, pero si con los mismos actores y con la misma finalidad se han repetido a lo largo y ancho de América Latina. Pero también en Europa, se han usado técnicas similares para derrocar gobiernos incómodos, como por ejemplo, Yugoslavia, Georgia y Ucrania, entre otros.

En Venezuela esta misma burguesía y estos mismos partidos políticos ejecutaron un golpe de Estado al estilo clásico de América Latina en el año 2002. El resultado ya lo conocemos, amplio apoyo popular al proceso bolivariano y derrota de los golpistas. Pero en ese breve tiempo, fuimos testigo de la represión más brutal, la persecución política más descarada, la violación de todos los derechos humanos, civiles y políticos, incluyendo varios desaparecidos, todos estos desmanes, en tan solo 48 horas de gobierno de derecha dirigido por la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (FEDECAMARA), organización patronal de extrema derecha.

La imposibilidad de derrocar al gobierno bolivariano como lo hicieron con Allende o con Zelaya, ha llevado al imperialismo norteamericano a combinar la modalidad Europea (grupos de choque neofascistas y atentados terroristas descarados), con la modalidad latinoamericana de golpes de Estado más arriba mencionada, para salir con el gobierno encabezado por nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro.

En tal sentido, el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez y el alto mando político de la revolución, denunciaron con pruebas en manos, los planes del imperialismo para derrocar el proceso bolivariano a través de sus agentes en Venezuela.

Los intercambios de correos electrónicos por parte de los conspiradores, develan un plan bien preparado desde Washington para asesinar al Presidente de la República e instaurar una dictadura de extrema derecha que se encargará de erradicar por medio de asesinatos y persecución a los elementos más avanzados de la revolución y así, ejercer pleno dominio a base de terror sobre las masas populares y sus organizaciones.

Esta situación no debemos percibirla con tranquilidad, bajo ninguna excusa debemos caer en el relajamiento, en decir: “ya el gobierno los tiene controlados, no podrán hacer nada, la revolución ya sabrá responderles”. Muy por el contrario, el gobierno bolivariano tiene en contra a todos los poderes del imperialismo, desde el Mossad de Israel hasta la CIA norteamericana, quienes conspirarán permanentemente hasta lograr su objetivo. Por eso, no podemos pretender que la revolución está al tanto de todos los planes de guerra contra nuestro país.

Teniendo esto en cuenta, debemos avanzar en la organización de todos los sectores populares en un amplio frente de masas, que esté listo y preparado en todo momento, para responder con contundencia revolucionaria ante cualquier acción de la burguesía. Debemos estar claros de la difícil situación que se puede presentar las próximas semanas o meses y no debemos caer en la ingenuidad de pensar que llegará la paz en el marco del capitalismo.

Es cierto, que si la derecha logra derribar la revolución bolivariana, habrá terror y persecución contra los elementos más avanzados de la izquierda, pero tampoco es menos cierto que los revolucionarios responderemos también con la misma moneda. Que la acción de las masas logre triunfar y exterminar a los enemigos de clase y expulsarlos definitivamente de nuestro país, expropiando todos sus bienes y riquezas. Pero esto dependerá del grado de organización que construyamos en las bases populares, en estos momentos de relativa paz.

Por tal motivo, insistimos en que la tarea inmediata es avanzar en la organización popular para resistir la arremetida de los elementos más reaccionarios de la derecha venezolana dirigida por el imperialismo. Traemos a colación las palabras del Che: “El presente es de lucha, el futuro nos pertenece”.

Kinyivi Yu Yush (Vamos Pueblo Valiente)
Movimiento Gayones
Caracas, mayo de 2014

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".