¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

viernes, 20 de diciembre de 2013

Pueblo no confía en la “buena fe” de la oposición

Caracas, dic 2013. Voz Proletaria.- Luego de efectuarse el pasado miércoles el encuentro entre el Gobierno Nacional con los alcaldes y gobernadores de oposición, el pueblo caraqueño consideró como “muy positivo” el diálogo que llevó a cabo el jefe de Estado; sin embargo enrevistados por este diario advirtieron al Presidente que no confie en la buena fe de sus adversarios, porque sus antecedentes revelan el carácter fascista de esos sectores.

El mandatario nacional escuchó detenidamente durante casi cinco horas. Tomó nota de las 22 intervenciones que comenzó con Antonio Ledezma (Alcalde Metropolitano) y culminó con Gerardo Blyde (Baruta). Invitó a sus adversarios a participar en el despliegue del Gobierno de Eficiencia en la Calle.

En un recorrido realizado por el centro de Caracas, algunos consultados coincidieron en esta tesis.

Jesús Orellano, residente de la ciudad de Los Teques, estado Miranda, indicó que la intención del mandatario nacional fue buscar una armonía, pero “no creo en la oposición, porque su conducta los retrata. A ellos Venezuela no les importa. Una persona que quiere a su país no va a ir a otro a hablar mal de su nación, y eso es lo que ellos han hecho. ¿Cómo tu vas a creer en el diálogo en personas de ese tipo?”, se preguntó.

Manifestó: “Yo le sugiero a (Presidente) Maduro que no se confíe porque esta gente es embustera” al tiempo que añadió que el trabajo conjunto debe ser con las reglas claras. “Aquí todo tiene que ser por igual. No donde uno ponga una sola cosa y otro cinco más. Pilas, porque ellos siempre van a querer dar el zarpazo”.

Agregó que el mencionado sector “es embustero” porque “cada vez que hacen algo dicen yo no fui, y después lo niegan. Creen que el pueblo es tonto, creen que somos los mismos de antes que nos engañaban porque éramos ignorantes”.

Recordó que la historia desde las luchas independentistas fue tergiversada en otros gobiernos “y quien nos contó la real historia fue precisamente Hugo Chávez, que además motivó al venezolano a leerla”.

Por su parte, la señora Odalis Freites, de Antímano, cree en el debate de ideas para la construcción del país en conjunto.

“Vamos a trabajar todos juntos sin distinción, pero si estos señores de la oligarquía se equivocan no les vamos a dar una segunda oportunidad, porque bastante que han hecho sufrir al pueblo”.

El señor Miguel Esteves, de Ocumare del Tuy (Miranda), instó a los ciudadanos a no olvidar los antecedentes de “esta gente que en sus tiempos no tuvieron compasión con nadie”.

“Todo lo que ocurrió es una pantomima de la derecha. No es que no crea en el diálogo, sino que tengo dudas porque no son personas confiables”, opinó.

Aniluz Serrano, consultor jurídico del colectivo Esquina Caliente, dijo que el encuentro tiene un antecedente histórico “porque cuando ocurre el golpe de Estado de 2002 el presidente Hugo Chávez invitó a todo el sector que promovió esto, personalidades opositoras, a dialogar”.

“Esperemos que en esta reunión ellos (opositores) reflexionen sobre este llamado que les hicieron”.

Puntualizó que si la oposición no trabaja en conjunto “sería la última oportunidad que le da el pueblo para que conversen sobre el trabajo y la paz de Venezuela”.

NO FUE CONSECUENCIA DEL 8-D

Al respecto, Germán Campos, analista político, aclaró que el diálogo promovido por el Presidente es una iniciativa que había anunciado desde hace un cierto tiempo y no es una consecuencia de los resultados electorales del 8-D.

“Es una decisión que tiene sus antecedentes. El presidente Chávez (luego de la elección presidencial el 7-O) comenzó a abrir un proceso de diálogo social, como le fue llamado. Y la oposición venezolana pasó muchos años tomando decisiones que expresaban su supuesta claridad en una agenda que no era democrática. Ahí están los hechos y la historia”, dijo en entrevista telefónica a Ciudad CCS.

Sostuvo que estos sectores han ido comprendiendo que el diálogo ya no es como lo fue en la cuarta República. “Ahora hay un diálogo participativo. Por tanto, me parece muy positivo que el presidente Maduro haya escuchado los planteamientos de algunos voceros”.

Rechazó que hay personas que creen que la fortaleza de una democracia se mide por la capacidad de procesar los acuerdos. “Yo lo que pienso es que es una concepción equivocada. La fortaleza de una democracia se mide por su capacidad de procesar los desacuerdos, que son los espacios de discusión”.

A su juicio, Capriles Radonski “sigue cometiendo gravísimos errores de lectura del país e incluso, lo que es más grave para él, de lectura de los ciudadanos que los respaldaron el 14 de abril”.

Expresó que la expectativa es que baje la crispación “en la que a veces nos han llevado a la sociedad venezolana”.

Sobre la ausencia del gobernador de Miranda en la reunión con el Ejecutivo, Campos considera que “su actitud es completamente equivocada... y eso pudiera llegar a pensar que Capriles y el sector opositor sigue teniendo una agenda oculta sobre todo de escuchar al presidente Nicolás Maduro”.

Enfatizó que ahora esta dirigencia debe tener claro el trabajo que cumplir “de que en efecto si estuvieron sentados en una mesa de participación democrática y que además va a cambiar mucho en términos de sus aspiraciones, visiones de la democracia, de la economía, del Estado... bajo ese contexto la oposición tendrá el reto de poder intentar construir una propuesta alternativa frente al proyecto que desarrolla el Gobierno”, que ademàs agregó que continuarán las diferencias políticas.

“Lo único polémico que existe es una sociedad que le gusta el debate. Y donde hay debates hay diferencias”, indicó.


Fuente: Ciudad Ccs

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".