¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

miércoles, 18 de diciembre de 2013

A 135 años de su nacimiento, el legado de José Stalin palpita en el corazón de los pueblos


Caracas, dic 2013. Voz Proletaria.- La humanidad ha parido a grandes personajes en todas las épocas, gigantes que han marcado un hito para la historia. Uno de ellos es José Stalin, uno de los más importantes luchadores revolucionarios de todos los tiempos, quien con su trabajo teórico y práctico, lideró la edificación de la sociedad socialista en Rusia y fue el principal protagonista en la derrota de las tropas nazis de Hitler que pretendían instaurar el fascismo en todo el mundo.

La construcción del socialismo

La prematura muerte de Lenin muy poco tiempo después de la toma del Poder por parte de los Bolcheviques, precipitó una desenfrenada lucha por la dirección del Partido y del Estado soviético entre la sana dirección de Stalin y factores reaccionarios encabezados por Trotsky y otros renegados. Sin embargo, la claridad de perspectiva del Partido de Lenin ratificó a Stalin como el único líder capaz de ponerse a la altura de los acontecimientos históricos que tenían al frente.

Stalin advirtió que Rusia se encontraba varios siglos rezagada de las grandes potencias capitalistas desarrolladas en todos los aspectos: económico, militar, cultural, etc. Esa diferencia de desarrollo haría perecer al joven Estado socialista, pues sería, tarde o temprano, presa fácil de los países poderosos quienes no vacilarían a la hora de exterminar militarmente al país del socialismo.

Fue de esta manera como José Stalin lideró los grandes cambios que convertirían a la Unión Soviética, de un atrasado país semifeudal con casi un 70% de analfabetismo, a una potencia industrializada con una capacidad de producción superior a todos los países de Europa juntos en un plazo de menos de 15 años.

sovietica gimnastas cultura
La Unión Soviética bajo la dirección de Stalin, se embarcó en el desarrollo de la industria pesada, la colectivización del campo y la centralización de toda la economía bajo control del Estado obrero-campesino; eliminó la propiedad privada sobre los medios de producción, nacionalizó la banca, la industria, el comercio y la tierra, lo que dio como resultado el aumento de la productividad y la prosperidad económica.

Sobre esta base, los recursos que antes iban al bolsillo de una minoría explotadora, se dirigían ahora al bienestar del pueblo. Comenzó a erigirse la auténtica sociedad socialista, donde los beneficios para las masas cambiaron para siempre la historia de la humanidad. Educación gratuita y de calidad en todos los niveles, sanidad pública para todos, un increíble plan habitacional que construía casi dos millones de viviendas anuales, por primera vez en la historia de la humanidad se erradicó el analfabetismo, el desarrollo era tan abrumador que se construyeron centenares de nuevas ciudades, los beneficios para los trabajadores se convirtieron en ley y la humanidad entera quedó atónita ante la ola de bienestar que éstos gozaban. Reivindicaciones desconocidas en otros países desarrollados, como las vacaciones pagas, reducción de la jornada laboral a la mitad en trabajos de alto riesgo, bonos, indemnizaciones y una interminable lista de beneficios, convirtieron a la Unión Soviética en la gran sociedad de la igualdad y a Stalin en el amado líder que encarnaba todos esos logros.

Los derechos aumentaron para la población, en primer lugar se orientó la educación a una línea completamente científica, expulsando a la iglesia de la escuela, las mujeres obtuvieron la igualdad plena en todos los aspectos y se le dio prioridad a todas las necesidades populares.

Las obras de infraestructura se contaban por millares, en el aspecto científico, la aplicación del Materialismo Dialéctico al estudio de la naturaleza, la sociedad y el pensamiento, convirtió a la URSS en el país culturalmente más poderoso que se haya conocido hasta ahora.

Las teorías científicas sobre la sociedad creadas por Carlos Marx y Federico Engels, fueron por primera vez llevadas a la práctica. Las ciencias sociales fueron sacudidas desde sus cimientos por grandes científicos comunistas como Pavlov, Rubinstein, Leontiev, Luria (Psicología); Nesterenko, Byjovski (Sociología); Ostrovitiánov, Shepílov, Kuzmínov (economía política); Fadeiév, Shólojov, (literatura); y una interminable lista de personajes que con la aplicación del marxismo leninismo echaron por tierra las fantásticas teorías burguesas en estos terrenos de las ciencias sociales.

La URSS fue el primer país en llevar un satélite al cosmos, estudiar de forma científica el problema de la genética y en el aspecto militar, desarrolló grandes avances en la construcción de armamento moderno y nuevas tácticas de combate.

Esto es solamente un resumen mínimo de todos los avances y de todo el bienestar que conquistó la humanidad en la URSS bajo la dirección del gran José Stalin. Estamos bastante claros de los vacíos que en este aspecto hayan quedado.


La victoria sobre la Alemania Nazi

El ejemplo de la Unión Soviética no era, evidentemente bien visto por los imperialistas, quienes sintieron que la amenaza del comunismo rondaba en sus países en cada huelga, en cada protesta, en cada acto de solidaridad de los trabajadores con Rusia.

Fue así como brotaron en Italia y en Alemania principalmente, corrientes nacionalistas que tenían como objetivo, frenar a las masas populares y evitar a costa de miles de muertes que el comunismo llegara a Europa. De esta manera, el principal enemigo de estos regímenes fascistas era la pacífica Unión Soviética.

Destruyendo al país del comunismo, pensaban los fascistas, se acabaría de una vez por todas con la amenaza. Paralelo a esto, las potencias capitalistas como Francia, Inglaterra y Estados Unidos, financiaron y armaron hasta los dientes a Alemania e Italia para la agresión contra la Rusia socialista.

Un demencial ataque de Alemania con modernas armas y poderosas unidades mecanizadas contra la URSS fue perpetrado, acompañado de horribles crímenes y un espeluznante genocidio donde perecieron asesinadas más de 25 millones de personas. Sin embargo, la determinación de los pueblos y la brillante dirección de Stalin hicieron que el 9 de mayo de 1945, la bandera comunista ondeara sobre el corazón del poder político alemán en Berlín como muestra de que un pueblo, dirigido por un gran líder revolucionario es invencible ante el más poderoso ejército imperialista.

La victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi, fue en todos los sentidos, la salvación de la humanidad. Hitler pretendía instaurar el régimen fascista a escala planetaria y, de no ser por Stalin y la URSS, estuviéramos bajo el dominio absoluto del nazi fascismo.


Las difamaciones contra Stalin

El gran desarrollo de la URSS y las imponentes conquistas solo despertaban odio en los imperialistas, quienes ante la incapacidad de destruir a la URSS por medios económicos o militares, usaron una intensa campaña de descalificación, mentiras, engaños y calumnias en contra de la Unión Soviética, pero en especial contra Stalin. Esa campaña de mentiras nunca antes vista contra un ser humano perdura hasta nuestros días.

La gran simpatía que sentía la humanidad por el gran Stalin fue minada por mentiras y manipulaciones de los medios de comunicación y propaganda del imperialismo a través de campañas difamatorias que inventaron historias fantásticas sobre el "asesino", "dictador" "genocida", etc. Desde una supuesta "izquierda", se comenzó a acusar a Stalin de "traicionar el comunismo", de "asesinar a Lenin" de "liquidar a los viejos bolcheviques" y de "fracasar en la construcción del socialismo" a pesar de la innegable evidencia del socialismo, la paz, la libertad y la igualdad dentro de la URSS.

Toda la campaña de odio hacia Stalin tiene una explicación, fue quien llevó a la práctica de manera científica el tránsito del capitalismo al comunismo a través de la dictadura del proletariado (socialismo), fue quien trazó el camino para sepultar a la burguesía y el capitalismo. Este demoledor golpe al imperialismo, jamás será perdonado por la burguesía.


La obra de Stalin como garantía de salvación de la humanidad

A pesar de las calumnias y las mentiras contra Stalin, su ejemplo sigue siendo referencia para millones de seres humanos. La bancarrota del capitalismo y la actual crisis ha provocado el auge del movimiento obrero y la figura de Stalin es admirada en todas parte del planeta.

A 135 años de su natalicio, sus aportes siguen siendo obligatorios si de verdad queremos transitar a la nueva sociedad socialista. Stalin ilumina el único camino para superar las penurias a las cuales el capitalismo somete a las masas. Sus grandes obras como "Fundamentos del leninismo" son una verdadera guía para la acción que se adapta perfectamente a nuestros tiempos.

El marxismo leninismo se convierte en un verdadero peligro para los parásitos capitalistas, quienes se sienten alarmados ante su propagación. No es casual que los defensores de la burguesía se alarmen ante un retrato de José Stalin en manos de un obrero, porque ven en él al verdadero enemigo.

Hoy rendimos tributo a uno de los más grandes jefes del proletariado, el gran José Stalin.

1 Deja tus comentarios :

  1. disculpen esto nunca sera como la ursss hay mucho lumpismo proletario y no proletario en ves de politicos lo que hay son malandros

    ResponderEliminar

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".