¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

martes, 20 de agosto de 2013

Gladys Requena: Ley Orgánica de Cultura es un paso a la independencia

Caracas, ago 2013. Voz Proletaria, VP.- La Ley Orgánica de la Cultura (LOC) es un paso a la independencia cultural porque ayuda a desmontar los procesos de neocolonización que buscan borrar la memoria histórica colectiva, así lo expresó la diputada Gladys Requena, presidenta de la Comisión de Cultura de la Asamblea Nacional.
“Esta ley es un instrumento de liberación nacional, es un instrumento que además nos coloca a saber de nuestros orígenes (…) a entender qué somos como nación y qué significa esta nación con respecto a otra y dónde está realmente nuestra independencia. Es un paso hacia la independencia”, dijo la diputada al ser entrevistada en el programa Contrastes, transmitido por Venezolana de Televisión.

Indicó que la normativa, que consta de 33 artículos, apunta hacia el fortalecimiento de la venezolanidad, la identidad nacional. Aseguró que también está orientada a generar el sentimiento de pertenencia de las venezolanas y los venezolanos.

“Es lo que hace que como país tengamos un sentido propio, que como venezolanos tengamos sentido de pertenencia, (de lo) que significa ser venezolano, como con nuestras manifestaciones y nuestras creaciones culturales se nos reconoce en el mundo como venezolanos y como venezolanas”, afirmó Requena.

Finalmente, la presidenta de la Comisión de Cultura de la Asamblea Nacional comentó que la LOC es el primer instrumento jurídico con el cual cuenta la República en materia de cultura y que en ese sentido existían dos leyes: una fue creada en 1966 por el Instituto de la Cultura y Bella Artes (Incyba) y la otra del Consejo Nacional de la Cultura (Conac) creada en 1975.
 
Ver noticia original AQUÍ

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".