¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

sábado, 13 de abril de 2013

Opositores tratan de forma despectiva a Lucía Valentina y al Potrillo en redes sociales


Caracas, abril 2013. Voz Proletaria, VP.- Los abanderados de la conciliación, la tolerancia y la libertad de opiniones han desatado su ira en contra de los dos pequeños niños artistas que han decidido dedicar un tema al Comandante Chávez y apoyar la revolución bolivariana que lidera en estos momentos el candidato Nicolás Maduro.

En las redes sociales Twitter y Facebook, estallaron los opositores en indignación tras un falso rumor de Capriles, quien aseguró que Maduro llamó "mongólicos" a los niños especiales. Sin embargo, luego de ser desmentido el rumor como falso, la bondad de los opositores cambio de nuevo y fueron ellos los que comenzaron el ataque contra la artista infantil Lucía Valentina.

Contrastando con la apariencia hipócrita de tolerancia que muestran en los medios, los opositores insultaron a la niña artista invidente con frases cargadas de desprecio e intolerancia como: "que ridículos, la ciega estúpida y el mongólico ese cantando para Chávez" que se leía en una cuenta Twitter de dirección: @Kidrauhlpower.

Con esta actitud despectiva hacia niños artistas, la oposición demuestra que respira fascismo por todos los poros. Los venezolanos debemos rechazar todas estas muestras de intolerancia desquiciada que es producida por los medios privados de comunicación. Llamamos a todos los revolucionarios a contestar de manera contundente a estos hipócritas y sepultarlos definitivamente en las urnas electorales.

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".