¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

domingo, 18 de noviembre de 2012

Mercenario israelí declaró que Álvaro Uribe pagó por sus servicios para entrenar a paramilitares

El expediente del mafioso y narco-paramilitar Uribe sigue engordando gracias a las informaciones de sus cómplices terroristas

Uno de los terroristas más despiadados de América Latina,
el ex presidente de Colombia Álvaro Uribe

 Caracas, nov 2012. Voz Proletaria, VP.- Yair Klein, es un mercenario de origen israelí, acusado de entrenar a grupos paramilitares colombianos. Ante los magistrados de Justicia y Paz del Tribunal Superior, el miliciano israelí, Yahir Klein hizo algunas aclaraciones sobre las acusaciones rendidas en la mañana de este martes en las que indicó que una de las personas que recibió entrenamiento de su parte se convirtió en presidente de la República.

 El mercenario Israelí, Yair Klein, afirmó que hasta ahora está hablando y entregando declaraciones sobre los entrenamientos que le hizo él a varias personas en Colombia en la década de los 80 porque nunca se lo habían preguntado.

 Klein señaló que a Colombia llegó a través de conductos regulares y que el Gobierno lo sabía todo. Dijo que ingresó al país con credenciales y de forma legal, y que, una vez en Colombia, comenzó a entender el funcionamiento del DAS y el Ejército.

 Para Klein, el supuesto aval que tenía por parte de organismos oficiales en Colombia le permitía realizar entrenamientos militares sin la necesidad de tener que verificar a qué grupo estaba adiestrando.

 El mercenario israelí, quien esta semana ha venido declarando ante el Tribunal Superior de Bogotá a través de teleconferencia desde su país, reiteró que él es inocente y que lo que pasa es que en Colombia le echan la culpa porque nadie quiere asumir responsabilidades.

 En otra aparición, en una entrevista para 'W Radio', realizada desde la propia casa de Klein en Israel, el mercenario insistió en que Álvaro Uribe pagó por sus servicios a través de un gremio de ganaderos en Colombia.

 En sus declaraciones de esta semana ante el Tribunal de Bogotá, Klein había dicho que no conocía a Álvaro Uribe, y que por cuenta de versiones que conoció de terceros supo que el hoy expresidente supuestamente integraba el grupo de hacendados que financió su visita a Colombia, en la que entrenó militarmente a varios hombres que terminaron siendo miembros de grupos paramilitares.

 Klein señaló que fue contratado para entrenar a personas para defender haciendas, localizadas en zonas donde el Ejército “no podía garantizar la seguridad”.

 Señaló que fue Uribe quien pagó, a través de un gremio, por sus servicios, aunque dijo que no tuvo contacto con el expresidente.

 Yair Klein dijo además que a Colombia viajó con permiso del gobierno de Israel porque allá es legítimo prestar servicios contra el terrorismo.

Según el mercenario, en Colombia él no entrenó para matar, sino para herir. Es una forma de inhabilitar a dos personas en combate: al herido y al que lo debe atender, explicó Klein para descalificar que fue contratado para enseñar a descuartizar.

Uribe se defiende
 Ante las declaraciones de Yair Klein, el expresidente Uribe, también en entrevista con 'W Radio', rechazó, como lo ha hecho en el transcurso de la semana, las declaraciones del israelí.

 Uribe puso en duda las declaraciones de un 'mercenario' al lado de las de un expresidente de Colombia, y que "nunca he tenido el dinero y el espíritu para financiar bandidos".

 El exmandatario señaló que no pertenece y ni siquiera conoce la agremiación de ganaderos que supuestamente financió a Klein en Colombia y de la que, según el israelí, hacía parte Uribe.

 El magistrado del tribunal le preguntó sobre la identidad del “hacendado” que ayudó a financiar los entrenamientos que el mercenario israelí había adelantado en Colombia, el cual había mencionado en días anteriores y del cual indicó que con el tiempo se había convertido en presidente de la República.

 Klein señaló "Fue lo que se me dijo, a mí no me pago, le pagó a Acdegam, no me pagó a mí (...) No lo sé por conocimiento personal, lo sé porque me dijeron, que una de las personas que pagó y participó en el pago de los cursos fue esa persona Álvaro Uribe", precisó.

 El mercenario israelí igualmente indicó que toda la información relacionada con la forma en cómo le financiaron los tres cursos que realizó en Colombia le fue presentada por Henry Pérez.

 Klein indicó que en ese momento se le informó que ya tres agricultores habían abonado su parte "y explicó con orgullo que Álvaro Uribe tenía una finca dentro de la zona donde estábamos entrenando”.

 “Uribe tenía una finca dentro de la zona, donde nosotros estábamos entrenando y él pagó, de hecho el pagó por cada uno de los agricultores. Él sabía exactamente lo que pasaba en Colombia, él sabía exactamente que el Ejército no estaba en condiciones de protegerlo. El recibió el servicio de Acodegam”, indicó.

 Klein hizo varias aclaraciones sobre la forma en cómo se realizaron los entrenamientos en Colombia a un grupo de 30 personas, indicando que durante su movilización contó con la custodia del Ejército Nacional. “Yo estuve tres veces en Colombia, y en cada una de esas oportunidades estuve tres semanas. Aterrizamos y entrenamos a quienes teníamos que entrenar. No había tiempo de hablar de política, el entrenamiento era muy duro”.

 En este caso indicó que cada por entrenamiento recibió 70 mil dólares, de los cuales tuvo que entregarle cinco mil dólares a cada uno de los instructores. “El dinero me fue entregado en efectivo y otra parte me la llevó Henry Pérez a Europa”, aclaró.

El mercenario israelí indicó que en estos momentos está intentando averiguar mediante un comité quién fue la persona del Gobierno Nacional que movió todas las influencias para acusarlo de todo lo que pasó en Colombia con el fin de evitar otras investigaciones.

 “Todo lo que pasó en Colombia era Yair Klein, en el año 89 salí de Colombia y nunca volví, no tuve ningún interés. Había alguien en el Gobierno de Colombia tenía interés en cargarme la culpa de todo lo que pasaba, todo eso provocó que no hubiera necesidad de investigar”, precisó.

Fuente: Aporrea.org

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".