¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

sábado, 21 de abril de 2012

Rajoy profundiza el ajuste y pone bajo su control a la TV pública

Mientras los medios internacionales miran a otro lado

Fascista Mariano Rajoy
  Recién llegado de una gira por latinoámerica el presidente de Gobierno español presidirá el Consejo de Ministros, en el que está previsto se apruebe el recorte de 10.000 millones de euros para la salud y educación, medida que el gobierno anunció mediante una nota de prensa.

   El gobierno de Mariano Rajoy decidió por decreto volver a hacer potestad del Ejecutivo la designación del máximo directivo de la cadena pública de televisión española y aprobó una reforma y educativa y otra sanitaria que restringe el acceso a la atención médica de los inmigrantes.

   A través de un real decreto, aprobado hoy en una reunión de gabinete, el gobierno suprimió la obligación de que el presidente de Radio Televisión Española (RTVE) sea elegido por dos tercios de los diputados del Parlamento, una condición que exigía que los dos partidos mayoritarios acordaran el nombre del presidente de la corporación.

   La elección del presidente de RTVE ya no necesitará de una mayoría calificada en el Congreso de los Diputados, sino que bastará con una mayoría absoluta, según anunció la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, al término de la reunión.

   Con este decreto, Rajoy desarma la reforma que en 2006 aprobó su antecesor, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, para separar a la televisión pública española del partido de gobierno. 

Fuente: Aporrea

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".