¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

viernes, 9 de marzo de 2012

Rusia afirma que hay 15.000 terroristas extranjeros en Siria

El gobierno de la Federación Rusa ha presentado datos precisos de como occidente busca derrocar a como de lugar al gobierno sirio

Mercenarios terroristas desestabilizan
a Siria
  9 de marzo de 2012.- El presidente sirio Bashar al Assad está batallando contra terroristas respaldados por Al Qaeda incluyendo al menos 15.000 “combatientes extranjeros” quienes aprovecharán las ciudades a través de Siria, si las tropas del gobierno se retiran, dijo un diplomático ruso el jueves.

   Rusia es un firme defensor de Siria a pesar de la condena internacional por la supuesta represión de las fuerzas de Assad y abusos de derechos humanos en contra de civiles desarmados.

   Dirigiéndose a un foro humanitario sobre Siria en las Naciones Unidas en Ginebra, el diplomático ruso, Mikhail Lebedev, dijo que los rebeldes han cometido recientemente ataques a gran escala contra la infraestructura siria, incluyendo escuelas y hospitales.


   “Grupos rebeldes atacan, asesinan, torturan e intimidan a la población civil. El flujo de todo tipo de terroristas de algunos países vecinos está siempre aumentando”, expresó Lebedev en el foro.

  Cuando Reuters le preguntó cuántos combatientes extranjeros se cree que estén en Siria, él respondió: “¿Cuántos entraron a través de rutas ilegales? La frontera no está demarcada, no delimitada, por lo que nadie lo sabe, pero al menos 15.000".

Fuente: Reuters.

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".