¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

martes, 6 de marzo de 2012

Jefe del Mando Sur Douglas Fraser:"EEUU vigila posibles turbulencias geopolíticas en Cuba, Haití, Bolivia y Venezuela"

El imperialismo muestra una vez más sus intenciones en contra del pueblo venezolano

Douglas Fraser, jefe del comando sur
  6 Marzo, 2012.- "Estados Unidos vigila posibles turbulencias geopolíticas en Cuba, Haití, Bolivia y Venezuela, que puedan tener un impacto sobre ciudadanos y militares en la región", dijo hoy el general Douglas Fraser, jefe del Mando Sur estadounidense.

  En una audiencia ante el Congreso, Fraser señaló que aunque en Cuba la transición de poder de Fidel Castro a su hermano Raúl ya se ha completado, “los efectos a largo plazo de las reformas económicas del gobierno están por verse”.

   En el caso de Venezuela, la “incertidumbre” por la salud del presidente venezolano, Hugo Chávez, la “persistente” inestabilidad económica y el aumento de los niveles de violencia “generan mayores exigencias para el Gobierno”, señaló.


   Fraser se mostró preocupado por la falta de cooperación del Gobierno venezolano en la lucha contra el narcotráfico y señaló que las actividades criminales han llegado a las más altas esferas del poder.

  El general recordó que en 2008 el mayor general Henry Rangel Silva, actual ministro de Defensa, fue incluido en la lista negra del Departamento del Tesoro por prestar apoyo material a las actividades de narcotráfico de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

   En Bolivia, señaló que las protestas por los bajos salarios, los precios de la comida y la escasez electricidad posiblemente continuarán hasta que el Gobierno de Evo Morales se “enfrente a las causas que subyacen en la agitación social”.

  En cuanto a Haití, señaló que aunque logra “lentos” pero “firmes” progresos, el país continúa vulnerable a los desastre naturales y las dificultades económicas.

  El general destacó los intentos de Irán por acercarse a Latinoamérica, en particular a los países de la Alianza Bolivariana para las Pueblos de América (ALBA), como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Cuba.
“Tomamos la actividad iraní en el continente seriamente y vigilamos sus actividades muy de cerca”, señaló el general.

   Otra de las regiones que vigila de cerca el Mando Sur es Centroamérica, donde países como Guatemala, Honduras y El Salvador, han experimentado “incrementos alarmantes” de asesinatos y brutalidad.
Fraser señaló que la creciente oleada de crimen organizado y la violencia derivada de él desafía las capacidades de los Gobiernos centroamericanos, que han tenido que recurrir a sus Fuerzas Armadas “como las únicas entidades capaces de responder a esas amenazas”, señaló.

   Además, los países de Centroamérica tienen que luchar contra la impunidad, fronteras porosas y grandes áreas de territorio que dificultan la lucha contra estas amenazas globales, que también pueden ser un peligro para EE.UU., por lo que garantizó más cooperación.

   Como muestra de esa violencia mencionó que Honduras, con una tasa de 82,1 homicidios por cada 100.000 habitantes, tiene cifras que no se veían en el continente desde los años 80 en Colombia y destacó que en 2011 la ciudad hondureña de San Pedro Sula superó a la mexicana Ciudad Juárez como la más violenta del mundo, con 159 homicidios por cada 100.000 habitantes.

   “En el futuro inmediato, centraremos nuestros esfuerzos en fortalecer las capacidades de seguridad de nuestros socios de Centroamérica”, aseguró.

   Fraser recordó que ya hay en marcha operaciones conjuntas directamente diseñadas para detectar tráfico ilícito de narcóticos y operaciones tácticas contra el crimen organizado, como la Operación Martillo, que comenzó el pasado enero para patrullar las costas.

Fuente: Agencias.

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".