¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

jueves, 17 de noviembre de 2011

Movimiento Ocupar Wall Street cumple dos meses en EE.UU.

En medio de fuertes represiones por parte de los órganos estatales de la burguesía que gobierna ese país, los indignados continúan sus protestas

Brutal represión contra OWS

   Washington, 17 nov (PL) Tras dos meses de protestas populares, los partidarios del movimiento Ocupar Wall Street (OWS) desafiaron tormentas de nieve, gas pimienta y violentos desalojos policiales para estar presentes hoy de costa a costa en Estados Unidos.


   Las manifestaciones comenzaron el 17 de septiembre en el corazón del distrito financiero de Nueva York, como una réplica de los llamados indignados españoles y opuestas a la avaricia financiera corporativa y el desmedido poder de los megabancos.

  El movimiento ciudadano se extendió rápidamente a docenas de ciudades estadounidenses, incluidas Washington, Los Ángeles, Boston, Philadelphia, Chicago, Seattle, Miami y Dallas, entre otras.

   Incluso, las protestas cruzaron hasta el vecino Canadá, en ciudades como Vancouver, Toronto, Ottawa y Montreal.

   Al movimiento se sumaron no solo los pobres y desempleados, sino que adquirió un carácter plural al integrar afroamericanos, latinos, jóvenes universitarios, mujeres, ancianos y veteranos de guerra, entre otros grupos sociales.

   Durante la administración del presidente Barack Obama se desplomaron varios indicadores sociales debido a un estancamiento

económico que ubicó la tasa nacional de paro en 9,0 por ciento, con 14 millones de desocupados.

   Destaca el protagonismo de redes sociales como Twitter, Facebook, y medios alternativos, para aglutinar a los seguidores del OWS ante la poca atención que le otorgaron al inicio los grandes medios de comunicación.

  Incluso los indignados antiWallStreet crearon su propio sitio digital (occupywallst.org) para difundir informaciones y el programa diario de sus actividades.

   Las bajas temperaturas por la proximidad del invierno norteamericano no ha enfriado el espíritu de quienes se mantienen en espacios públicos, denunciando las malas condiciones del 99 por ciento de la población, en oposición al uno por ciento de quienes concentran las riquezas del país.

   Diversas personalidades como el documentalista Michael Moore, la actriz Susan Sarandon y el académico Noam Chomsky han respaldado las acciones de los activistas.

   Quiero ver a los responsables de la destrucción de millones de vidas llevados ante la justicia. Son ladrones, son gánsters, han intentado tomar nuestra democracia y volverla una hipocresía, denunció Moore.

   En un comunicado, Chomsky aseguró que las protestas valientes y honorables frente a Wall Street deberían servir para llamar la atención sobre esta calamidad y crear una sociedad más saludable.

   Desde septiembre a la fecha, fuerzas policiales reprimieron con violencia marchas pacíficas y encarcelaron a decenas de personas, en algunos casos utilizando gas pimienta, perros y macanas.

   En las últimas jornadas, brigadas antimotines desalojaron campamentos en Nueva York, Los Ángeles, Oakland, entre otras urbes.

   También detuvieron en Manhattan a periodistas que cubrían las protestas para medios como el diario New York Daily News, con el ánimo de entorpecer la atención mediática que ha obtenido el movimiento cívico.

   OWS ha logrado enfocar la atención global hacia los múltiples problemas que hoy pululan en la primera economía del mundo, y además cuenta con el respaldo de los propios estadounidenses.

   Un sondeo de la Universidad de Siena mostró que el 57 por ciento de los ciudadanos defiende el derecho a que los indignados permanezcan en parques día y noche y que no se les reprima.

Manolo de los Santos, joven neoyorquino integrante de OWS, aseguró a Prensa Latina que el movimiento no es más que una nueva expresión de esa resistencia que lleva siglos en formación.

Fuente: Prensa Latina

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".