¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

lunes, 21 de noviembre de 2011

Más de 5 mil personas marcharon contra la Escuela de las Américas

Estadounidenses se levantan en contra de la institución que fabrica dictaduras militares para garantizar por la fuerza de la represión los recursos de los países dependientes

Cientos de personas protestaron
ayer en la ciudad de Georgia
   Una activista detenida fue el saldo de la marcha fúnebre en memoria de las personas asesinadas por egresados de la Escuela de las Américas, realizada este domingo en Georgia, Estados Unidos.


   Los manifestantes exigieron el cierre y el fin del adiestramiento a militares latinoamericanos en ese lugar. La movilización fue organizada por el movimiento no violento Observatorio de la Escuela de las Américas (SOAW, por sus siglas en inglés).

   Desde el estrado, voces solemnes que enunciaban los nombres de los muertos a manos de los graduados de esta escuela caldearon los ánimos durante la procesión fúnebre, en la cual participaron unas 5 mil personas, en la última jornada de protestas a las puertas del fuerte Benning, sede de la Escuela de las Américas del ejército estadunidense, cuyo nombre fue cambiado en 2001 por el de Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación de la Seguridad.

   De la institución han salido como egresados algunos de los más conocidos asesinos de las dictaduras y gobiernos de fuerza en América Latina, y hasta el día de hoy este sitio sigue implicado en violaciones a los derechos humanos.

   Theresa Cusimano, abogada defensora pública y activista de Denver, Colorado, fue arrestada cuando tras la nutrida procesión fúnebre intentó ingresar a la base militar, indicaron los organizadores, quienes señalaron que la mujer ya había sido detenida por desobediencia civil en 2008.

   Esta violación puede costarle seis meses en una cárcel federal, como ha sido el caso de otros activistas detenidos en años pasados.

   Entre los participantes en esta emotiva protesta, que duró todo el fin de semana e incluyó talleres, conciertos y un mitin, destacó una vez más la presencia del actor Martin Sheen.

   “Yo sigo pensando que las ‘causas perdidas’ son las únicas por las que vale la pena luchar, y la no violencia es la única arma para pelear”, dijo el actor ante la multitud.

   Edward DuBose, presidente de la división de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP) en Georgia, sostuvo que prometió a Troy Anthony Davis que continuaría alzando su voz contra cualquier sistema que atente contra vidas inocentes, en referencia al prisionero negro ejecutado en septiembre a pesar de una campaña internacional para evitar su ejecución.

Dure lo que dure, vamos a estar ahí. Estaremos en este camino hasta que se haga justicia, dijo DuBose.

   A principios de este año, 69 congresistas pidieron al presidente Barack Obama que ordenara por decreto el cierre de la ex Escuela de las Américas, y el mes pasado el representante demócrata Jim McGovern presentó un proyecto de ley para suspender sus operaciones e investigar las violaciones a los derechos humanos cometidas en América Latina.

   Según el SOAW, países como Colombia, Chile, Perú, Nicaragua, República Dominicana, Ecuador, Panamá, Honduras, El Salvador, Guatemala, Costa Rica, Paraguay y México siguen enviando militares o policías a esta escuela en Estados Unidos para recibir entrenamiento.

   La Escuela de las Américas fue fundada en 1946 en Panamá, donde permaneció hasta 1984. En la guerra fría,sus instalaciones sirvieron para formar a miles de oficiales latinoamericanos en tácticas de contrainsurgencia o espionaje, que destacaron por haber cometido graves violaciones a los derechos humanos en sus países de origen.

Fuente: La Radio del Sur

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".