¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

sábado, 1 de octubre de 2011

En 1928 se decreta el primer plan quinquenal en la Unión Soviética

Grandes acontecimientos marcan este mes que muchos historiadores llaman “el mes rojo”

83 años del primer plan quinquenal
Tal día como hoy, el 1 de octubre de 1928, en la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas se decreta el comienzo del primer plan quinquenal que consistía en la colectivización de la tierra y el desarrollo de la industria pesada. La Urss, un país atrasado de una población de desnutrición y analfabetismo crónicos y destrozados por dos guerras se levantaba nuevamente ante el mundo. El cumplimiento de este plan quinquenal (en 4 años) significo el renacimiento de la Rusia Socialista ante la mirada incrédula y espantada de las potencias capitalistas. 

Lo que las grandes potencias imperialistas lograron a duras penas durante doscientos años y a costa del saqueo, masacre y ruina de otros pueblos y la explotación despiadada de su propia clase obrera, la Unión soviética lo logró en 4 años con el mayor de todos los entusiasmos del pueblo, sin explotar ni saquear a otras naciones. ¿Por qué se logró esto? Se logró porque no existían los capitalistas, porque se eliminó la propiedad privada sobre la tierra y los grandes medios de producción que fueron nacionalizados y manejados por la clase obrera organizada en el estado de nuevo tipo, el estado proletario, se logró porque ese país era gobernado por los obreros y no por los burgueses. 

Los ataques a las medidas del primer plan quinquenal no se hicieron esperar por parte de los imperialistas y los traidores revisionistas que aún subsistían en el Partido Comunista de la Unión Soviética, encabezados por Trotsky, Sinóviev, Kámenev, Bujarin entre otros quienes decía que el plan era un fracaso y que llevaría a la URSS a la catástrofe. Sin embargo, el entusiasmo de la clase obrera en el trabajo y la firmeza del partido demostraron en los hechos cuan equivocados estaban los traidores al servicio del imperialismo. 

Del plan se decía que era “industrialización forzada” y “colectivización sangrienta”, alegaban los traidores que el ejército rojo asesinaba a los campesinos cuando en realidad los defendía y liquidaba a los kulaks (Terratenientes y latifundistas). Aseguraban los traidores que la industrialización era “explotación en condiciones infrahumanas para los obreros y la muerte para quienes no cooperaban”. Sin embargo, las pruebas desmienten estas nimiedades de los traidores y sus correligionarios. Por ejemplo, los numerosos observadores de medios burgueses internacionales plasmaron el entusiasmo y la iniciativa de todos los obreros por construir el socialismo y en ningún momento hubo pruebas de tal infame acusación de los traidores contra el estado de los obreros y los campesinos pobres. 

Ante la imposibilidad de desmentir los logros del primer plan quinquenal cumplido en cuatro años, los burgueses e imperialistas estupefactos hablaban del “milagro soviético”, de una especie de casualidad. Sabemos que no fue ni milagro ni casualidad sino de la superioridad del socialismo sobre el capitalismo lo que permitió estos magnos logros. 

Remitámonos a los hechos: en el informe ante el pleno del comité central y de la comisión central de control del P.C (b) de la URSS, el Secretario General del mismo, José Stalin decía: “al principio, la burguesía y su prensa acogieron con burlas el plan quinquenal. Una “fantasía”, un “delirio”, una “utopía”: así bautizaron entonces nuestro plan quinquenal. 

Luego, cuando comenzó a verse que el cumplimiento del plan quinquenal daba resultados positivos, se pusieron a tocar a rebato, afirmando que el plan quinquenal amenazaba la existencia de los países capitalistas…” Vemos claramente como la burguesía asustadiza y aterrorizada ante los logros a que es capaz de llegar un estado gobernado por los obreros mostraba su pánico ante el mundo. 

Al poco tiempo a los medios burgueses no les quedó más remedio que reconocer lo que para el mundo era más que evidente, el periódico burgués Le Temps de Francia decía “La unión soviética ha ganado la primera partida industrializándose sin la ayuda del capital extranjero”, “los Bolcheviques nos han ganado la partida”. 

Cabe preguntar, ¿Qué fue todo aquello que se logró durante el plan quinquenal? En primer lugar, el plan quinquenal “consistía en transformar a la URSS, de un país agrario y débil, dependiente de los caprichos de los países capitalistas, en un país industrial y poderoso, plenamente dueño de si mismo e independiente de los caprichos del capitalismo mundial”, “…crear una base económica para suprimir las clases en la URSS, para edificar la sociedad socialista”. 

La faena primordial del plan quinquenal consistía en crear en la URSS “una industria capaz de reequipar y reorganizar, sobre bases socialistas, no solo la industria en su conjunto, sino también el transporte y la agricultura …encauzar la agricultura fragmentada en pequeñas haciendas, por la vía de la gran hacienda colectiva, asegurar así la base económica del socialismo”. 

Vladimir Lenin decía “Para Rusia la salvación no está sólo en una buena cosecha en la economía campesina (esto es insuficiente), ni tampoco, sólo en el buen estado de la industria ligera, que proporciona al campesinado artículos de consumo (esto también es insuficiente); necesitamos, además, industria pesada” (obras completas tomo XXVII, pág. 349) “Es necesario pasar al cultivo común de la tierra en grandes haciendas modelo…” (obras completas tomo XX, pág. 418) 

“Para quebrantarlo (al capitalismo), no hay más que un medio: dar a la economía del país, comprendida la agricultura, una nueva base técnica, la base técnica de la gran producción moderna” (obras completas tomo XXVI, pág. 46 y 47) 

Lenin muchas veces planteó la cuestión de la industrialización y la colectivización de la tierra, el plan quinquenal fue en resumidas cuentas la puesta en práctica de las ideas leninistas con respecto a la economía. 

Sin el entusiasmo y abnegación de las masas trabajadoras, jamás se hubiera logrado hacer nada. El plan quinquenal represento introducir en cuatro años, un país medieval a la esfera de los principales países del mundo como claro ejemplo de cómo se debe construir el socialismo con la clase obrera organizada en una vanguardia realmente revolucionaria.


¡Sin Marxismo Leninismo, el socialismo es sólo un sueño pequeño burgués! 

¡Con lucha y organización los Bolcheviques hicieron la revolución! 

Sala de investigación y redacción de Voz Proletaria – Mov. Gayones
Caracas – Venezuela.

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".