¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

sábado, 3 de septiembre de 2011

Formación

La lucha de clases como fuerza motriz del desarrollo de la sociedad basada en la explotación 

   Caracas, sep 2011. Voz Proletaria, VP.- Los ideólogos reaccionarios, atemorizados por la lucha de los trabajadores, tratan de presentar la lucha de clases como algo que se opone al progreso, como una peligrosa desviación de la marcha normal de la sociedad en su desarrollo. Nada puede haber tan lejos de la verdad como esta afirmación. Lo cierto es que la lucha de clases no es ningún estorbo para el progreso; todo lo contrario, representa la fuerza motriz que hace avanzar la sociedad. 

Legitimidad de la lucha de clases 

   La lucha de clases preside toda la historia de la sociedad basada en la explotación. Su significado creador y progresivo se pone de relieve incluso en las condiciones de desarrollo “pacífico” y evolutivo de una formación cualquiera. 

   La burguesía gusta de atribuirse el mérito del enorme progreso técnico alcanzado en la época del capitalismo. Pero los avances de la técnica, en sí, interesan muy poco al capitalista. Si no tropezase con la resistencia de los obreros, preferiría acrecentar sus ganancias con procedimientos tan “sencillos” y “económicos” como la reducción de salario y la prolongación de la jornada. Si el capitalista busca otros caminos para aumentar sus ganancias (nuevas máquinas, aplicación de otras técnicas o inventos) no lo hace sólo empujado por la competencia, sino también, y en gran parte, por la tenaz lucha que la clase obrera mantiene en defensa de sus intereses. 

   Un formidable papel de progreso representa la lucha de las clases oprimidas en la vida política. Sabemos, por ejemplo, que en las épocas de las revoluciones burguesas la burguesía no proponía la implantación de la república y propugnaba la monarquía como forma de gobierno más apropiada para mantener bajo su subordinación a los trabajadores. Poco a poco, sin embargo, bajo la influencia de la creciente lucha del proletariado y de todos los trabajadores, como escribe Lenin, “se vio toda ella transformada en republicana, reeducada, instruida de nuevo y regenerada”, viéndose obligada a crear un régimen político más en consonancia con las reivindicaciones que los trabajadores presentaban. 

   De no existir una tenaz lucha de las clases trabajadoras, la vida política de los países capitalistas contemporáneos sería muy distinta. Ya sabemos que en la época del imperialismo la burguesía trata por todos los medios de recortar y suprimir las libertades democráticas, de limitar las facultades de los órganos representativos, y en particular del parlamento, y de sofocar cuanto de democrático y progresivo hay en la cultura de los países capitalistas. Sólo la empeñada lucha de las masas trabajadoras, dirigidas por el proletariado, pone freno a estas antipopulares tendencias. En las condiciones que hoy nos encontramos, esa lucha puede proporcionar frutos magníficos, defender la paz, la democracia y la soberanía nacional y cerrar el camino a las fuerzas del fascismo, de la reacción y de la guerra. 

   Cuanto más tenaz es la lucha de la clase obrera contra la burguesía explotadora, cuanto mayores son los éxitos que alcanzan en su resistencia a la opresión, más rápido es de ordinario es el progreso en todas las esferas de la vida social.

Sala de investigación y redacción de Voz Proletaria - Mov. Gayones
Caracas - Venezuela

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".