¡Combatientes por el socialismo científico!

Fortaleciendo la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista // Voz Proletaria, la voz del proletariado venezolano

domingo, 14 de agosto de 2011

Consecuencias de cinco siglos de capitalismo

El intelectual progresista y democrático. revolucionario argentino Atilio Borón, se dedicó a realizar una recopilación de datos para mostrar como vive la humanidad bajo el sistema capitalista. Es curioso, que los medios de comunicación y los ideólogos de la burguesía pretenden mostrarnos el capitalismo como el sistema de "las oportunidades para todos", la libertad, la igualdad de oportunidades, cuando en realidad de lo que se ha encargado es de sumir en miseria, pobreza, hambre, indigencia a la humanidad.


A continuación las cifras del capitalismo:

Población mundial: 6800 millones, de los cuales:

• 1020 millones son desnutridos crónicos (FAO, 2009)

• 2000 millones no tienen acceso a medicamentos (www.fic.nih.gov)

• 884 millones no tienen acceso a agua potable (OMS/UNICEF 2008)

• 924 millones "sin techo” o en viviendas precarias (UN Habitat 2003)

• 1600 millones no tienen electricidad (UN Habitat, "Urban Energy”)

• 2500 millones sin sistemas de drenajes o cloacas (OMS/UNICEF 2008)

• 774 millones de adultos son analfabetos (www.uis.unesco.org)

• 18 millones de muertes por año debido a la pobreza, la mayoría de niños y niñas menores de 5 años. (OMS)

• 218 millones de niños y niñas, entre 5 y 17 años, trabajan a menudo en condiciones de esclavitud y en tareas peligrosas o humillantes como soldados, prostitutas, sirvientes, en la agricultura, la construcción o en la industria textil (OIT: La eliminación del trabajo infantil: un objetivo a nuestro alcance, 2006)

• Entre 1988 y 2002, el 25% más pobre de la población mundial redujo su participación en el ingreso mundial desde el 1.16 por ciento al 0.92 por ciento, mientras que el opulento 10 % más rico acrecentó sus fortunas pasando de disponer del 64,7 al 71.1 % de la riqueza mundial. El enriquecimiento de unos pocos tiene como su reverso el empobrecimiento de muchos.

• Ese solo 6.4 % de aumento de la riqueza de los más ricos sería suficiente para duplicar los ingresos del 70% de la población mundial, salvando innumerables vidas y reduciendo las penurias y sufrimientos de las y los más pobres. Entiéndase bien: tal cosa se lograría si tan sólo se pudiera redistribuir el enriquecimiento adicional producido entre 1988 y 2002 del 10 % más rico de la población mundial, dejando intactas sus exorbitantes fortunas. Pero ni siquiera algo tan elemental como esto es aceptable para las clases dominantes del capitalismo mundial.

Conclusión: Después de cinco siglos de existencia, tras la enorme acumulación de riqueza en pocas manos producida tras el descubrimiento y saqueo del continente americano y el comienzo del proceso de colonización global, si algo ha producido el capitalismo para la mayoria de la población mundial es pobreza. Cierto que para un porcentaje mínimo de la humanidad ha significado grandes beneficios y, sobre todo, una vida de privilegios y riqueza conseguida a base del saqueo de los recursos de los pueblos y el trabajo y las ideas de la clase trabajadora.

Una evidencia que solo el bombardeo de propaganda de los medios de comunicación, en manos precisamente de la minoría mas interesada en que se perpetue este sistema depredador y criminal, puede ocultar, usando entre sus principales estrategias de dominación y sumisión la manipulación de la historia y la criminalización de la unica salida posible que tiene la humanidad, el Socialismo, y de sus principales caminos: la lucha de clases y la organización de la clase trabajadora.

0 Deja tus comentarios :

Publicar un comentario

Prensa Libre

"La función de la prensa es ser el perro de guardia, el denunciante incansable de los opresores, el ojo omnipresente y la desembocadura del espíritu omnipresente de las personas que guardan celosamente su libertad. [...] El deber de la prensa es tomar palabra por los oprimidos en torno a ella. [...] El primer deber de la prensa es socavar los cimientos del sistema político existente ".